La depuradora de Valenza vuelve a funcionar tras casi 4 años abandonada

Antonio Longueira Vidal
Toni Longueira CARBALLO / LA VOZ

CARBALLO

Ana Garcia

Augas de Galicia destinó 43.316 euros a los trabajos y reactivó una infraestructura en la que la Xunta invirtió en su día más de 2,26 millones de euros

10 oct 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

El saneamiento de Coristanco es uno de los grandes quebraderos del actual equipo de gobierno local. Un verdadero talón de Aquiles que acumula años de severos fallos de mantenimiento, con continuos puntos de vertidos incontrolados debido a las constantes averías y fallos en el sistema. Así lo atestiguó, por ejemplo, un informe, de siete páginas, elaborado hace ahora justo un año por el ente público Augas de Galicia.

El documento no dejaba lugar a dudas. La red de tratamiento de las fecales dista mucho de lo que sería el óptimo en todo el término municipal coristanqués. Y no solo eso, sino que no cumple con los requisitos y estándares medioambientales mínimos exigidos. Según este informe, tres de las estaciones depuradoras de aguas residuales (Portoquintáns, Vilaverde y Traba) se encontraban completamente abandonadas y una cuarta, la de Rego da Balsa, lleva tiempo parada. En todos los casos, los técnicos achacaron estas deficiencias al nulo mantenimiento.

Es lo que le sucedió a la estación de Portoquintáns, en la parroquia de Valenza. Costó 2.262.041,84 euros y se entregó al Concello en marzo del 2017 en un acto al que acudió la entonces conselleira de Medio Ambiente, Beatriz Mato, siendo alcalde de la localidad el centrista Amancio Lavandeira. Fue una instalación diseñada para dar servicio a 600 vecinos. El informe de la Xunta era claro al respecto: «Las instalaciones se encuentran abandonadas, pero los equipos presentan un buen aspecto». Según los técnicos, se dejaron de mantener por los continuos atascos que sufrían las bombas de agua bruta».

Ahora, Augas de Galicia la volvió a poner en marcha ayer tras casi cuatro años abandonada a su suerte. Para ello, el departamento adscrito a la Xunta invirtió 43.316 euros para volver a dar servicio a los vecinos de Valenza. Acudió al acto la jefa de sección de la oficina técnica de Augas de Galicia, Elvira López Dovigo, quien estuvo en Portoquintáns con el alcalde, Juan García Pose, y el edil de Obras, Enrique Tasende Lavandeira.

Más carpetas

Cerrada esta carpeta toca resolver las siguientes. La primera, la EDAR de Vilaverde. Construida para dar servicio a medio millar de habitantes, la instalación está abandonada. El cuadro eléctrico resultó quemado tras un acto de sabotaje, además de sufrir otros desperfectos. También hay que subsanar las graves deficiencias en la de Traba, instalación recepcionada por el Ayuntamiento en febrero del 2007 y que costó 186.996,76 euros para dar servicio a 1.800 habitantes.

El alcalde de Coristanco, Juan García Pose, mostró ayer su satisfacción por la puesta en marcha, de nuevo de la EDAR de Valenza, y aprovechó la ocasión para anunciar el proyecto de construcción de una depuradora en A Rocheira, iniciativa que conllevará una inversión de 270.000 euros. El regidor avanzó que «o Concello xa ten os terreos e o proxecto de execución xa está redactado e listo dende finais do pasado ano. Queda perfilar como se vai distribuír o investimento». El plan de trabajo supondrá dar servicio a 750 personas de varias parroquias, entre ellas las de San Paio y Xaviña.

El Concello coristanqués inicia las obras de siete proyectos por importe de 569.118 euros

El equipo de gobierno local de Coristanco ya ha dado luz verde al inicio de las obras correspondientes a siete proyectos financiados por la Diputación de A Coruña con cargo a los planes provinciales de los ejercicios 2015, 2018 y 2019, por importe total conjunto de 569.118, 10 euros.

Estas actuaciones incluyen la mejora en la red viaria municipal de diferentes parroquias, la reposición de las pistas deportivas en centros educativos y diversas mejoras de escuelas unitarias y pabellones polideportivos.