El jeque catarí Nasser, desde Vimianzo: «Es un honor entrenar y competir aquí»

Santiago Garrido Rial
S. G. Rial CARBALLO / LA VOZ

CARBALLO

Con el piloto Amador Vidal de anfitrión, probaron pistas próximas a la capital de Soneira. Este fin de semana estarán en el rali de la comarca de Arzúa

25 sep 2020 . Actualizado a las 15:45 h.

El príncipe y jeque catarí Nasser Al-Attiyah pasó la mañana de ayer testando un Polo GTI-R5, que le alquiló su anfitrión Amador Vidal. Ambos probaron las pistas próximas a Vimianzo que el piloto de Pasarela conoce bien, y este fin de semana volverá a hacerlo en el rali en la comarca de Arzúa. Será la segunda vez que lleve los mandos del vehículo en una competición oficial, tras otra en Francia la semana pasada.

Nasser, de casi 50 años, primo del emir de Catar, atesora un currículo deportivo apabullante, y no solo por haber ganado tres veces el Dakar, además de varios segundos o terceros puestos. Es un viejo y conocido rival de, por ejemplo, Carlos Sainz. De ahí que pueda resultar sorprendente que acuda a lugares mucho más pequeños o fuera de los grandes circuitos de ralis.

El piloto explicó ayer que en absoluto se puede considerar algo menor: «Para mí es un honor poder entrenar y competir. Tengo mucho respeto por esta zona, por el país y por la gente. La competición de motor en España es muy importante en todo el mundo, no solo en ralis, sino también en fórmula 1 o Moto GP. Es fantástico poder estar aquí», explicó tras los test.