Más de la mitad de los fallecidos en carretera tenían entre 20 y 26 años

Ni el confinamiento por el covid-19 ha logrado reducir la siniestralidad en la zona


Carballo / La Voz

Un alto mando de Tráfico de la Guardia Civil apuntaba un día que en un accidente de tráfico la delgada línea entre la vida y la muerte la establece sencillamente la suerte. En concreto, la buena suerte. Solo así se entiende, por ejemplo, que el 17 de julio cinco jóvenes salvaran milagrosamente la vida tras una brutal salida de vía en O Pazo, en la parroquia malpicana de Cerqueda, y que en Brens, apenas mes y medio después, y en otra salida de vía, un joven perdiera la vida, otros tres acabaran ingresados en la uci y solo uno pudo salir por sus propios medios del Seat León siniestrado.

Para leer más, suscríbete

NO TE QUEDES SOLO
CON LOS TITULARES
WEB+APP SIN LÍMITES
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
4,95 € /mes
Prueba 30 días gratis
Sin compromiso de permanencia
VERSIÓN PDF
Lee en PDF el periódico diario y las revistas YES, Mujer Hoy y XL Semanal, y accede a la hemeroteca de La Voz desde 1882
9,95 € /mes
Suscríbete
Sin compromiso de permanencia

Más de la mitad de los fallecidos en carretera tenían entre 20 y 26 años