Más nidos, pero menos vuelos de píllaras este verano en el arenal de Baldaio

El censo aumentó en siete nidificaciones, pero bajó el número de aves que salieron adelante


Carballo / La Voz

La campaña de crianza y vuelo de la píllara de este año en el arenal de Baldaio, uno de los más importantes de la Costa da Morte (y de Galicia) para el chorlitejo patinegro, ha sido mala y buena a la vez. Esta aparente contracción se debe a que ha habido más nidos que el año pasado, al pasar de 13 a 20, nada menos. Pero, sin embargo, se ha conseguido menos vuelo que entonces, al descender de diez a nueve. Son los datos de la entidad Axena, que realiza un amplio control de estos nidos, lo mismo que otras como Senda Nova, por supuesto los agentes medioambientales y siempre María Vidal, especialista de la Facultade de Bioloxía de Santiago. Muchos ojos, todos necesarios, en una pequeña ave tan característica del litoral gallego, protegida, en peligro de extinción, de la que quedan poco más de 80 parejas en Galicia. A su conservación han contribuido medidas como los planes de protección, que incluyen la eliminación de maquinaria a la hora de limpiar, como en Carballo.

María Vidal explicó ayer que la colocación de zonas delimitadas empezó este año un poco más tarde, por el covid. Considera que los números finales están en la línea habitual, ya que suele haber variaciones según los años. En Baldaio, la incidencia de los zorros y otros predadores es relevante en su eliminación. Y en Nemiña, Muxía, hubo este año cuatro parejas, y todas criaron y volaron, un éxito.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Más nidos, pero menos vuelos de píllaras este verano en el arenal de Baldaio