El regreso de los torneos del fútbol modesto cada vez más próximo

La Federación Galega presentó el plan competicional a los clubes de A Costa


carballo / la voz

El regreso del fútbol más modesto está, cada vez, más cerca, contra todo pronóstico. Eran muchos los clubes de A Costa que dudaban de que la próxima temporada fuera a haber competición debido a la pandemia del coronavirus. No obstante, este lunes, la Real Federación Galega de Fútbol se reunió vía telemática con las entidades de la zona en Primera, Segunda y Tercera autonómicas para presentarles el plan competicional, adaptado a las circunstancias sanitarias. En general, es similar al formato diseñado para Preferente. A grandes rasgos, habrá subgrupos por criterios geográficos, dos fases y ascensos directos. Para las fases clasificatoria y de ascenso o descenso, habrá bonificación por posición y sistema cremallera, y en caso de empate, primará el criterio de deportividad. Con esta nueva ordenación, que todavía no está aprobada, se persigue acortar la duración de las ligas y anticiparse en términos organizativos de cara a futuras campañas. Vayamos por partes.

En Primera, el grupo 2, de Santiago y A Costa, quedaría dividido de la siguiente manera: en el grupo A, once equipos entre los que no se encuentra ninguno de la zona, y en el B, los diez restantes que son los siguientes: Corme, Ponteceso, Soneira, Baio, Dumbría, Mazaricos, Negreira, Volantes de Baño, Belvís y Tordoia. La primera fase sería todos contra todos a doble vuelta, lo que es lo mismo a 22 jornadas para el grupo A, y 18 para el B. Los tres primeros de cada división lucharían por el ascenso en una segunda fase todos juntos partiendo con 5 puntos, 3 o 1 en base a su posición en la tabla, para dar el salto de categoría finalmente uno. Los demás, pelearían por evitar el descenso distribuidos en tres grupos, también con diferente puntuación y por sistema de cremallera, para, finalmente, haber cinco descensos. Esta segunda fase duraría 10 jornadas.

En Segunda (grupo 2 A Costa), los grupos A y B tendrían el mismo número de integrantes (9), estando en el primero el Cee, el Muxía, el Baíñas y el Camariñas, además de Muros, Esteirana, Monte Louro, Outes y Lira, y en el B, Malpica, Cerqueda, Buño, San Lorenzo, Cabana, Nantón, Coristanco, Sporting Zas y Castriz. De esta manera, la primera fase sería de 18 jornadas, pasando, los tres primeros clasificados al grupo de ascenso, y los restantes, a dos divisiones de descenso, siempre por bonificación de puntos en base a la clasificación y sistema cremallera (esto último en el caso de los grupos de descenso). Habría finalmente un ascenso y tres descensos.

Por último, en Tercera (grupo 4, A Costa), habría un único grupo formado por diez formaciones: Laxe, Camelle, Sporting Seaia, Castrelo, Porteño, Corcubión, Ameixenda, Xallas B, Atlético Pereiriña y Oza. La primera fase, de liga a doble vuelta, duraría 18 jornadas. Para la segunda, de lucha por el ascenso, se formarían dos grupos, por sistema cremallera y bonificación de puntos. Ascendería el primero de cada división.

En general, el nuevo formato ha gustado a las entidades de la comarca: «Entendemos que interesa facer as ligas máis curtas debido á situación. Ademais, é un plan competitivo», dijo Rubén Martínez, coordinador del Cee.

La Federación les puso sobre la mesa la misma fecha de inicio que para Preferente: finales de octubre, principios de noviembre.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El regreso de los torneos del fútbol modesto cada vez más próximo