María del Carmen Vázquez: «Ía con 18 anos a Santiago co camión cheo de gando e todos miraban»

Santiago Garrido Rial
s. g. rial CARBALLO / LA VOZ

CARBALLO

Ana Garcia

Empezó muy pronto a conducir, y prácticamente no ha parado, con varios millones de kilómetros a sus espaldas. Ahora tiene un taxi.

10 sep 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Mari del Carmen Vázquez Fondo es aún muy joven, 53 años, pero acumula ya 35 años de experiencia como conductora. No es, obviamente, de las pioneras (imposible por motivos de edad), pero sí de las primeras conductoras de camiones de la zona: a mediados de los 80 tampoco era tan habitual ver a féminas a los mandos de camiones, como fue su caso. No solo fue precoz a los mandos en la carretera, sino que mantiene su trabajo con los años, pasando por todos los medios: camiones, autobuses, y ahora un taxi, con base en Baio. Son ya varios millones de kilómetros de asfalto a sus espaldas.

María del Carmen es de Anos, en Cabana. Su padre tenía una empresa de transportes, y además era tratante de ganado, con lo que desde niña se familiarizó con este mundo y, lo más importante, quiso formar parte de él. De hecho, aprendió a conducir en el camión de su padre, y después continuó con los siguientes. Llevó el volante de un Mercedes, un Nissan, un Ebro...

Aquellos inicios, explica, son inolvidables. «A nivel persoal, foi a etapa máis bonita da miña vida. Lembro as viaxes ao mercado de gando. Ía con 18 anos a Santiago co camión cheo de gando, e claro, todo o mundo me miraba, por ser tan nova e ir co camión cheo de cuchos», recuerda con una sonrisa. No solo se encargaba del ganado vivo, también de mercancías variadas, desde semillas a cereales, y más tarde combustibles, cuando se sacó el título de mercancías peligrosas. Nunca paraban, porque «papá traballaba moitísimo». Todos los días había alguna ruta. «A min gustábame moitísimo conducir camións, era a miña ilusión», explica.