Diez miradores para dejarse impresionar por la Costa da Morte

GUÍAS DE VERANO | Desde Cerceda hasta Fisterra hay destacados promontorios y buenas vistas


carballo / la voz

Desde Cerceda, con el Xalo, hasta Fisterra, con el Monte do Facho o San Guillerme, entre otros, son múltiples los balcones a los que uno puede asomarse en la Costa da Morte, toda ella en realidad un mirador para admirar belleza, porque también los hay a pie de mar. Elegir diez no resulta tarea fácil, pero entre ellos deben estar tanto el de O Ézaro (Dumbría, imagen superior) como el Monte Branco (Cabana), sobre la desembocadura del Anllóns.

Alcanzar A Moa, subiendo al Monte Pindo, permite realmente abrazar el Atlántico.

Imponente es el Pico de Meda, en Zas, con sus casi 570 metros de altura para divisar desde allí las comarcas de Soneira, Fisterra, Xallas y parte de Bergantiños. Incluso se puede ir mucho más allá.

Promontorios como Neme o Xalo no deberían quedar sin visitar, al igual que el Facho que permite descansar la vista sobre Muxía.

San Bartolo, en Vimianzo, es otro de esos puntos desde el que contemplar paisaje agrario.

Muda a mar si se hace desde el balcón hacia Caión, tanto en el mirador de la carretera que conduce de Carballo a la localidad como en la que sale de la villa hacia Arteixo.

Santa Marta, en A Laracha, es quizás más desconocido, pero realmente impactante, como el de Lema (Carballo), con la laguna de Baldaio al fondo.

Nadie debería irse de la comarca, tampoco, sin ascender hasta Santo Hadrián y contemplar desde allí la panorámica de una Malpica acostada sobre el mar, con las Sisargas siempre vigías.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Diez miradores para dejarse impresionar por la Costa da Morte