La cita electoral del domingo multiplica el gasto municipal por culpa del virus

Los concellos tienen que extremar la limpieza y la adecuación de los colegios


Carballo / La Voz

Coronavirus es sinónimo de restricciones sanitarias, de equipos de protección individual, de temor a nuevos positivos y rebrotes y de miedo a una nueva ralentización de la actividad económica. También es sinónimo de mayor gasto. Y es que la cita de electoral de este domingo supondrá un nuevo quebradero para la mayor parte de las arcas municipales de la Costa da Morte. Y todo para garantizar la seguridad higiénica y sanitaria de los que acudan a ejercer su derecho al voto.

Y eso que la Xunta subvencionará el material EPI, los geles hidroalcohólicos, la señalización y las tareas de limpieza que se lleven a cabo este mismo domingo. Pero el arduo trabajo previo y posterior a la cita con las urnas las asumen los ayuntamientos.

En Carballo, tal y como avanzó el edil de Obras, Luís Lamas, la brigada municipal ha estado quince días higienizando y desinfectando los 28 colegios electorales y las 41 mesas. En Vimianzo, tal y como recordó la regidora, Mónica Rodríguez, el Concello pondrá una persona en cada una de las doce mesas para labores de limpieza y habilitará por primera vez en una cita electoral a voluntarios de Protección Civil. En Ponteceso, el mandatario, Lois García Carballido, señaló que el personal lleva más de 15 días «preparando os colexios electorais, limpando os estantes de libros, xoguetes... e instalando material plastificado para prever contaxios. Todo isto custa uns 20.000 euros, que sufragará o Concello». Su homólogo malpicán, Walter Pardo, habló de una primera partida de 700 euros, aunque añadió que habrá que esperar a que finalice la jornada electoral para hacer un balance de gastos.

Y es que después de que se cierren los colegios, los concellos deberán desinfectar, de nuevo, las instalaciones. En A Laracha y en Coristanco apuntaron que no habrá gasto municipal para la celebración de los comicios, y que el que haya lo asumirá de forma íntegra la Xunta de Galicia.

La rectoral de Erbecedo, en Coristanco, sustituye a la unitaria como colegio electoral

La nueva normalidad trae consigo muchos cambios. También en la cita electoral del domingo, donde algunos colegios electorales han quedado descartados debido a que incumplen los criterios sanitarios. De hecho, los concellos tuvieron que enviar a técnicos especializados para dieran su visto bueno, o no, a cada una de las sedes electorales.

En Coristanco hay tres nuevas reubicaciones, tal y como recordó el alcalde, Juan García Pose. Las unitarias de Erbecedo, Oca y A Feiranova serán sustituidas, respectivamente, por la rectoral de Erbecedo y los locales sociales de Oca y A Feiranova. En Malpica, el local social de As Pozacas de Cerqueda sustituirá al situado junto a la iglesia, y en Barizo, la unitaria dejará su sitio al local social parroquial. Y en A Laracha, las cinco mesas de Torás se reubicarán en el pabellón del instituto. En Lestón, el centro sociocultural de Paiosaco tendrá dos mesas y no una. Y en Ponteceso, el colegio electoral de Tella se dividirá en dos: Tella, por un lado, y A Trabe, que acogerá a los votantes de A Trabe y Anllóns.

«A prioridade é a seguridade dos nosos veciños»

El alcalde de Muxía, Iago Toba, comentó que el equipo de gobierno, como los del resto de la zona, lleva varios días preparando la gran cita electoral de este domingo. Señaló que aunque es cierto que la Xunta aporta una parte de lo que supone colocar señalización en los accesos e interiores de los diez colegios electorales, y que pondrá a disposición de los votantes mascarillas y geles hidroalcohólicos, los ayuntamientos también aportan su granito de arena para evitar posibles contagios: «A prioridade é a seguridade dos nosos veciños. Levamos días limpando e desinfectando, non só os colexios e as mesas electorais, senón tamén os accesos para evitar calquera tipo de incidencia. A día de hoxe non sabemos canto levamos gastado, e aínda que a Xunta subvencionará parte destes gastos outra parte correrá por conta do Concello».

Merece la pena

Las elecciones del domingo vienen con una enorme presión, y no es política, precisamente, que tal vez también. Es sanitaria. Existe una gran preocupación por la salud como consecuencia de la pandemia por el covid-19. Los concellos han de extremar las precauciones, poner al alcance de los usuarios los medios higiénicos adecuados y ordenar un procedimiento del voto que no genere dudas. El sufragio es un derecho, pero la salud también lo es y es necesario garantizar ambos al mismo tiempo. El esfuerzo bien merece la pena.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La cita electoral del domingo multiplica el gasto municipal por culpa del virus