Solo se ha recuperado un tercio del empleo perdido en el confinamiento

TESTIMONIOS | NUEVO EMPLEO Y OFERTA DE TRABAJO | En el mes de junio junio se redujo el desempleo en 290 personas en la comarca


Carballo / La Voz

El paro ha vuelto a dar una pequeña alegría en esta denominada nueva normalidad. Según los datos facilitados por la Consellería de Economía, Industria e Emprego, en junio se redujo el desempleo en 290 personas, a las que hay que sumar las 202 en mayo, mes en el que el Gobierno decretó la primera fase de la desescalada. La actividad productiva se ha visto reforzada en junio en todos los sectores productivos, de forma especial, en el terciario y, en concreto, el vinculado a la hostelería y el turismo. En la totalidad de los concellos de la zona se produjo una caída del desempleo, siendo especialmente relevante, en términos absolutos, en Carballo, A Laracha y Fisterra. La nota negativa que dejan las estadísticas facilitadas por la Xunta es que entre mayo y junio solo se ha recuperado uno de cada tres empleos destruidos desde que el Gobierno decretó el estado de alarma y confinamiento de la población, el 14 de marzo. Así, en apenas quince días de marzo y en el mes de abril se destruyeron 1.151 empleos netos como consecuencia, en su mayor parte, de los expedientes de regulación de empleo temporal (ERTE). Entre mayo y junio apenas se han generado 492. Es decir, queda largo camino hasta recuperar el nivel de actividad de antes de la pandemia.

«Traballar no parador é un luxo»

p. blanco

El fisterrán Modesto Fraga, también escritor, tiene larga experiencia en hostelería. Ahora forma parte de la plantilla del Parador Costa da Morte, en Lourido (Muxía), al que se incorporó después de unos meses en paro. «A miña foi unha situación moi curiosa, porque eu solicitei a baixa voluntaria do Tira do Playa, en A Coruña, o 10 de marzo. Déronme os papeis o 12 e o 14 decretouse o estado de alarma. Entón en principio non tiña dereito ao paro», dice. No obstante, un decreto ley posterior, para quienes hubiesen cambiado de empleo y acreditasen compromiso laboral inmediato, le permitió acogerse a él. «Temos moito traballo, pero tamén un convenio colectivo privilexiado», valora Fraga, contento con su nuevo empleo para la empresa pública Paradores, «un luxo». «Estamos a tope, todo ocupado para xullo e agosto», detalla. Son alrededor de medio centenar de trabajadores y se han reforzado camareros: «Estanse dando 130-140 almorzos ao día, moitísimo». El covid-19 ha impuesto un estricto protocolo y lo cuidan al milímetro. Aunque el parador abrió el 25, ellos trabajan ya desde el 10.

«Buscamos unha ou dúas persoas»

p. blanco

En la pescadería-restaurante Mar Viva, de Corcubión, buscan «cociñeira ou cociñeiro», explica su responsable, Enrique Roo. Es la contracara de la demanda de empleo: la oferta. «Unha ou dúas persoas incluso, sen ningún problema, e para incorporación inmediata», detalla. «A persoa que tiñamos fastidiou unha perna, e por iso buscamos persoal», añade. La especialidad del negocio son los pescados y el marisco, pero él se muestra convencido de que es un trabajo accesible: «O que facemos non é complicado». Son unos siete los años de trayectoria de Mar Viva [después llegaría Mar Viva II] y, por fortuna, han salido bien de la pandemia. «Pechouse o restaurante, pero a peixería non: seguiu funcionando e incluso mellor ca antes», indica Roo. Ayer fue, de hecho, el primer día de apertura del restaurante Mar Viva tras el parón por el coronavirus y la satisfacción es completa: «Xa digo que non sei que pasará a partir de agora, pero este primeiro día, estupendo, completos». Enrique indica que ya se empieza a ver «xente de fóra» e incluso llegaron ya los primeros peregrinos a sus mesas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Solo se ha recuperado un tercio del empleo perdido en el confinamiento