Veinticinco profesores de Religión tienen ya destino definitivo en centros educativos de la Costa da Morte

En el Fogar de Carballo hay dos vacantes

CPI de Zas
CPI de Zas

Carballo / la voz

El Diario Oficial de Galicia publicó ayer el destino definitivo de 25 profesores de Religión en la Costa da Morte. En el colegio Fogar de Carballo hay dos vacantes.

María de Carmen Alvarellos va a As Revoltas; Alberto Bértola, a A Ponte do Porto y Camelle; Ana Pazos, a O Areal; María José Fernández, al Bergantiños; Alicia Rey, a Xesús San Luís Romero; Ramón Santos, al CRA Ponte da Pedra; María Solange Busto, al Eugenio López; María Teresa Río, a A Silva y Carral; María Rama, a Cerceda y Culleredo; Dolores Reborido, a Corcubión y dos escuelas de Cee; María Jesús Rodríguez, al Canosa-Rus y a A Cristina; Iván Cancela, el Bormoio y al CRA de Coristanco y Santa Comba; Virginia Pampín, al Xosé Pichel; Ignacio Delgado, al Areouta; Mari Carmen Fernández, a Paiosaco, Caión y Cumiáns; Luis Domínguez, al Otero Pedrayo; Mari Carmen Canto, al Milladoiro y al Xaquín Rodríguez Otero; María Zoila Piñeiro, a Vilarmide, Santa Uxía y Carnota; Josefa Blanco, a Os Muíños y Virxe da Barca; María Pilar Torrado, al Eduardo Pondal y As Forcadas; María Esther Pérez, al CRA Nosa Señora do Faro; Carmen Nodar, al colegio de Baíñas y las escuelas de Castromil, Carantoña y Carnés; Isabel Canosa, al San Vicenzo; Joaquín Rama, al Labarta Pose y al Cabo da Area, y María Jesús Carballo, al colegio de Zas y las escuelas de Traba y Torrexallóns, en Laxe.

Todos los docentes tienen 37,5 horas de clase semanales que impartir, que en algunos casos deben repartir entre varios centros educativos. La mayor parte ya impartía clase en los colegios, pero no tenían la plaza asegurada. El titular, en muchos casos se había jubilado y los estaban sustituyendo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Veinticinco profesores de Religión tienen ya destino definitivo en centros educativos de la Costa da Morte