Carballo, entre diez mejores ciudades europeas por sus prácticas ambientales

Logró un octavo puesto en las semifinales del premio European Green Leaf 2021


carballo / la voz

El municipio de Carballo ha conseguido situarse en el «top 10» de las ciudades europeas de entre 20.000 y 100.000 habitantes con mejores prácticas ambientales, un mayor compromiso con el crecimiento verde y una mayor promoción de la concienciación ciudadana en cuestiones medioambientales. La capital de Bergantiños, de hecho, alcanzó el octavo puesto entre las 18 ciudades seleccionadas como candidatas al premio European Green Leaf 2021 (Folla Verde Europea 2021), después de que un equipo de 12 expertos europeos analizasen y evaluasen las memorias presentadas desde ciudades de todo el continente: 36 de un total de 23 países, exactamente. El concello carballés logró llegar a semifinales, pues, si bien se han alzado como ciudades finalistas las siguientes: Elsinore (Dinamara), Gabrovo (Bulgaria), Lappeenranta (Finlandia), Nyborg (Dinamarca) y Ringkøbing-Skjern (Dinamarca).

Algunas cuestiones valoradas

En la criba, Carballo logró muy buenas valoraciones en algunas de las seis áreas temáticas habilitadas, aunque destacó especialmente en la de residuos y economía circular. Ello se debe, sobre todo, a la recogida selectiva en las diferentes fracciones, al plan de compostaje doméstico y a las acciones de sensibilización ciudadana dirigidas a lograr calles libres de colillas y otros residuos. Los expertos también han situado Carballo Limpo como ejemplo de integración social, laboral y respeto medioambiental, con muy buenas puntuaciones para ser incluido en el manual de buenas prácticas de la Unión Europea. En el área de cambio climático y eficiencia energética, de otro lado, los expertos evaluaron muy positivamente el hecho de que Carballo fuese el primer concello gallego en implantar la tecnología led en todo el alumbrado público, alcanzando un 80 % de ahorro en consumo energético. De otro lado, reseñaron los proyectos Carballo sostible: enerxías renovables e eficiencia enerxética dos edificios públicos y Cicl-Ando Carballo, que viene de conseguir la máxima financiación europea. Merecieron una mención especial, asimismo, la adhesión al Pacto dos Alcaldes y la redacción del Plan de Acción para o Clima e a Enerxía.

El apartado de calidad del aire y ruido también entraba en la valoración, siendo los aspectos más reseñados las ordenanzas de ruidos y de tráfico. Por lo que respecta al agua, los expertos encargados de analizar las memorias destacaron el proyecto Anllóns-Bardoso y la extensión de las redes de abastecimiento y saneamiento a todo el territorio, así como las campañas informativas y de concienciación social puestas en marcha.

Movilidad urbana sostenible. Fue otra de las cuestiones analizadas. En este campo, las acciones mejor valoradas están relacionadas con el fomento de la movilidad peatonal (el Metrominuto, por ejemplo), la reducción de la velocidad urbana a 30 kilómetros por hora e iniciativas para facilitar el aparcamiento mediante la zona azul o la creación de grandes zonas de estacionamiento en el centro urbano después de acuerdos con particulares. Recibió asimismo buena nota la elaboración de la Estratexia para a mellora do espazo público e a mobilidade urbana. 

«Bendecidos por un hábitat costero significativo». Las políticas de protección, gestión y sensibilización ciudadana hacia el medio ambiente promovidas por el Concello de Carballo han sido destacadas por los expertos en el área de naturaleza, biodiversidad y uso sostenible del territorio. Así, además de destacar que este municipio está «bendecido por un hábitat costero significativo», ponen en valor además la protección de especies como la píllara das dunas. Diversas iniciativas al respecto se han llevado a cabo. basilio bello

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Carballo, entre diez mejores ciudades europeas por sus prácticas ambientales