Ni piscinas de obra ni desmontables: la mercancía no llega desde China

Algunos fabricantes dejaron de hacerlas para sacar mascarillas y material sanitario


Carballo / La Voz

Muchos usuarios que ven frustrados sus deseos de adquirir una piscina de obra -bien sea por su elevado precio o por lo que tardaría en ser colocada- optan por la vía más lógica: hacerse con una desmontable, para la que no hace falta ni esperar por una eterna licencia municipal ni tener a las palas escarbando en el jardín de casa.

Sin embargo, no está siendo un producto fácil de encontrar. Lo confirman desde el departamento de ventas de Suministros Lar, en Cee: «Demanda hai, moitísima. A xente ten gana delas, pero o que non hai é stock», aseguran. Y no es que se hayan agotado de tanto venderlas, es que directamente no las han recibido: «É o que ten cando todo vén de China, que pasa unha cousa como esta e quedamos sen nada. Teño practicamente metade do catálogo de verán que non me vale de nada. Os fabricantes cos que traballamos nós dinnos que, directamente, non hai materia prima. Moitas empresas deixaron de fabricalas lonas, por exemplo, para poñerse a facer máscaras pola crise do coronavirus», añaden desde el establecimiento ceense.

La mercancía del 2019 voló

El interés de los clientes ha crecido exponencialmente con respecto a la última temporada estival. «O ano pasado vendemos 6 e quedáronnos 4, que vendemos este ano case sen que nos dese tempo a volver a reabrir o establecemento», indican desde el departamento de ventas. «Venderiamos as que quixéramos agora mesmo, porque a demanda é altísima: a do ano pasado multiplicada por non sei canto. Polas miñas mans, polo menos, pasan dúas consultas ao día», explican desde Suministros Lar.

Agotadas

Tampoco está siendo fácil encontrar este tipo de productos a través de la Red. En portales como Amazon, la mayoría están agotadas o con plazos de envío muy dilatados, si es que llega a especificarse una fecha de entrega. Lo comprobaron desde Lar ellos mismos, para corroborar las informaciones que les daban los fabricantes: «Non hai nada», dicen.

Quien quiera disfrutar de una tarde de sol y un refrescante chapuzón parece que va a tener que optar por la vía tradicional y elegir, respetando las medidas de seguridad, algún arenal de la zona.

«Seguimos tendo moitas consultas, pero ata outubro nada. Colocaremos unhas vinte»

«Segue chamando moitísima xente preguntando pola instalación de piscinas, pero a maior parte bótase atrás cando ve que hai que esperar tanto. Din que a queren para xa», explican desde el Grupo Benedicto, el único establecimiento de la zona que hace este tipo de instalaciones. «Ata outubro nada, como mínimo», indica Javier Cumplido, que estima que esta temporada instalarán alrededor de veinte unidades: «Temos a capacidade que temos e non podemos asumir moito máis», añade. Y a ello hay que sumarle la espera por la concesión de la licencia municipal correspondiente, necesaria al requerir de obra.

La incertidumbre de si se podrá disfrutar o no en condiciones de la temporada de playa ha hecho que, sobre todo, muchas familias con niños y algo de terreno alrededor de casa se animen con una piscina, considerado un bien de lujo. «Como tampouco se sabe se se poderá viaxar e ir de vacacións moitos optan por esta vía, porque polo menos teñen aos nenos entretidos», señala Cumplido, que antes de valorar si esta será una tendencia que se mantenga en el tiempo o no cree que hay que dejar pasar un tiempo. «Imaxino que todo dependerá de como vaia indo a economía. Hai unha gran incertidume, pero quero pensar que a vida sigue, que ten que continuar», dice.

Pese a la gran carga de trabajo que tienen últimamente en este ámbito, la instalación de piscinas ni siquiera es una parte esencial de la facturación de esta empresa, sino un complemento a su actividad principal. Cumplido calcula que, en el cómputo global, supondrá «arredor do 15 % da facturación», asegura.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Ni piscinas de obra ni desmontables: la mercancía no llega desde China