«Detrás del jardín de Man hay un proceso creativo y filosófico muy digno de valorar»

Patricia Blanco
patricia Blanco REDACCIÓN / LA VOZ

CARBALLO

Historiadora del arte y directora del Museo Man de Camelle, Andrea Serodio comisarió junto a Carmen Hermo la muestra «Museo (do ermitán) Man», visible desde ayer, de nuevo, en el CGAC

20 may 2020 . Actualizado a las 21:02 h.

El Centro Galego de Arte Contemporánea, en Santiago, inauguró el 6 de marzo la inauguración de la exposición «Museo (do ermitán) Man», comisariada por Andrea Serodio y Carmen Hermo. Poco después llegó el confinamiento, pero desde ayer el museo está de nuevo abierto y la muestra visible hasta el 30 de agosto. Historiadora del arte, Andrea Serodio (Vigo, 1976) asumió además en el 2015 la gestión técnica del Museo Man de Camelle, su dirección.

-¿Qué descubrimos de Man con esta muestra en el CGAC?

-El nombre de la exposición viene de una obra creada por el propio artista. Cuando empecé a trabajar con las creaciones de Man, en el 2007-2008, después de que me llamasen para analizar e inventariar su obra rescatada, lo primero que me encontré fue una caja que contenía una serie de fotografías, dibujos, calcos... Todos estaban numerados. En la parte frontal figuraba ese nombre, Museo del ermitaño Man [Museum vom Einsiedler Man]. Creo que fue una obra que creó Man para explicar su museo: consta de 606 fotografías, dibujos de visitantes y escritos suyos. Datan de los años 70 y la exposición de la sala de proyectos del CGAC es una selección de esas 606 creaciones. Además, en el exterior, se instaló una recreación de su caseta [obra de los arquitectos Creus y Carrasco] y de lo que había en su interior: crebas de hueso y plástico, escritos, collages, libretas de visitantes... Es muy importante, por último, que hemos localizado un documental inédito sobre Man, rodado en el 1981 por Joan Mallarach. Tantos años después, nos lo cedió para esta exposición y en él se ve muy bien todo el proceso creativo del artista.

-¿Cree que esa obra de Man que menciona era consciente?

-Sí, una vocación artística y una obra muy consciente. Él, cuando llegó a Camelle, en el 61, creó ya un primer museo en una casa alquilada. Pero su concepto de museo era diferente al que tenemos ahora. Después crearía su jardín. Cuando hizo testamento, lo donó al Ministerio de Cultura, en el 72. O sea, algo muy consciente.