Una carballesa destaca en la industria automotriz en Estados Unidos

EMIGRACIÓN | Rosario Arijón, hija de un empresario de Oza, trabaja en un software dedicado a combatir los efectos de la pandemia


carballo / la voz

Rosario Arijón nació en Montevideo y vive en Estados Unidos, pero allá donde va destaca su procedencia y vinculación permanente con Carballo. En concreto, de la parroquia de Oza, de donde era su padre, el empresario José Arijón Rama, quien emigró a los 17 años a Uruguay y forjó un imperio en la industria de la automoción. Falleció hace dos años. Nunca se olvidó de su origen y viajó con frecuencia a Galicia.

Pero, además de presumir de raíz, Rosario, o Rose, como la conocen en Estados Unidos, también puede hacerlo de su trayectoria profesional, que sigue vinculada a la automoción. Es la gerente de la compañía Car Consulting USA, que se dedica al impulso de la industria automotriz en Estados Unidos, especialmente en las nuevas tecnologías, sobre todo coches eléctricos y autónomos, e investigando ya en los futuros vehículos aéreos. La empresa tiene su sede en principal en Florida, y otra en California, pero opera en todo el país. Las áreas en las que trabaja son muchas, y muy diversas: «Nuestro equipo ofrece evaluaciones y consejos a las compañías de automóviles estadounidenses que buscan explorar nuevas tecnologías, incluido el diseño, el ensamblaje, las ventas, para la comercialización de automóviles eléctricos y autónomos junto con consejos relacionados con automóviles convencionales», explica. Y, dado lo que está afectando el covid-19, y con la experiencias en otras situaciones de crisis, también se ha puesto a ello: «Para ayudar a esta crisis sanitaria y económica desarrollé un software aplicable a los autos con nuevas tecnologías que permiten minimizar los riesgos de contacto social, y por otro lado informar al sistema nacional de salud la cantidad de gente que necesita asistencia, linkeado al pase de un estado a otro, evitando el quiebre de empresas, manteniendo un stock que evite el colapso, así como la pérdida de empleos entre otros puntos. Estoy en esa patente trabajando, pero sin dejar de mirar en líneas generales a la industria automotriz. Esa patente es una suma a lo que se hace y surgió debido puntualmente a esta situación como herramienta de apoyo, pero estamos siempre, pero estoy siempre innovando».

Precisamente gracias a su trabajo, a su trayectoria, ha logrado la residencia en Estados Unidos, mediante lo que se denomina Premio por habilidades extraordinarias o especiales. «En mi caso, fue por los trabajos para el desarrollo de la industria automotriz en Estados Unidos. Para mí fue un orgullo, porque detrás de todo esto está la enseñanza de mi padre, su visión de futuro. Por ello me dedico a la inteligencia artificial en la industrial del motor, presentando siempre proyectos innovadores, y este es uno más», explica.

Tiene ya varias patentes y experiencia en el manejo de crisis. Reconoce que la pandemia está afectando de manera muy importante al sector del automóvil, pero considera que las nuevas tecnologías ayudarán a salir adelante. «El mundo ya no será el mismo, deberemos adecuarnos a vivir de una manera distinta, pero tenemos las herramientas para hacerlo», asegura esta empresaria.

«Todo lo que hago ahora y en el pasado se basa en la escuela que tengo de mi padre»

Rosario Arijón tiene una amplia formación académica repartida entre Alemania, Argentina y un máster en Los Angeles), y también profesional, con numerosos puestos profesionales, en varios países con varias marcas de automóviles. Su relación con BMW ha sido muy destacada, como también lo fue su padre. Precisamente es inevitable que las referencias a él sean constantes durante la conversación, además de insistir en su vinculación con Carballo. «Además de poder ayudar a Estados Unidos, mi alegría es porque soy hija de mi padre, y todo lo que hago ahora y en el pasado se basa en la escuela que tengo de él, que fue uno de los primeros empresarios en el continente americano que abrió una planta de ensamblaje. Todo se lo debo a él, a quien conocían como El Gallego en todo el mundo», explica.

Recuerda que realizó numerosas obras en favor de la emigración, además de recibir innumerables reconocimientos. Su madre, Rosario Perdomo, es concertista de piano. Rose tiene una hija, Cindy María Arijón, de 18 años; una hermana, María Laura, y su hijo se llama igual que el abuelo, José Arijón. Rose es miembro de la Cámara de Comercio Uruguayo-Española, que presidió su padre, lo mismo que otras muchas instituciones. Además, ha participado en muchos actos benéficos y enseñado inglés a numerosos latinos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

Una carballesa destaca en la industria automotriz en Estados Unidos