Fisterra apunta a la desestacionalización para sanar a su convaleciente turismo

Profesionales y Concello se han fijado una hoja de ruta para el remonte del sector


Carballo / La Voz

Sin peregrinos, sin fieles por Semana Santa, sin embarcaciones de tránsito y, en general, sin turistas, Fisterra es como un enfermo convaleciente que necesita una cura efectiva para sanar. Ante esta urgencia se convocó para esta semana el Consello Municipal de Turismo y se reunieron representantes de las asociaciones profesionales, del comercio, de la restauración y de los hoteles; así como representantes de BNG y del PSOE.

Aunque el ejecutivo no tiene por ahora un plan específico de actuación -algo que reprocharon desde una de las asociaciones de empresarios del turismo- sí se trabajará en uno que tendrá como objetivo central la desestacionalización y la promoción de actividades complementarias que hagan de Fisterra un destino atractivo los 365 días del año.

Una de las medidas que pidió el sector fue la condonación de tasas como método para aliviar la crisis económica que atraviesan los empresarios por falta de actividad, aunque el ejecutivo solo perdonará la que corresponde a las terrazas: «Dadas as escasas competencias do Concello en materia económica, as posibles medidas baralladas non lle solucionaban nada aos empresarios. Non obstante, eses fondos en mans do Concello poderían ser empregados en accións destinadas á promoción», explican desde el ejecutivo.

Otro de los aspectos abordados fue la posibilidad de implantar medidas en materia de seguridad: «Non debemos esquecer que calquera rebrote levaría ao peche do sector», indican. Entre lo propuesto por los profesionales figuran la colocación de carteles informativos o de dispensadores de gel desinfectante si no en todos los establecimientos, al menos frente a lugares públicos o muy transitados.

Durante el Consello Municipal de Turismo se incidió, de nuevo, en la necesidad de acabar con los establecimientos ilegales y se acordó instar a la Xunta a que «exerza as súas competencias en materia de inspección», aunque algunos empresarios también creen la Policía Local podría colaborar en la vigilancia.

Los clubes náuticos advierten que la cuarentena forzada de catorce días espantará a los visitantes extranjeros

Los clubes náuticos de la comarca ya dan el año por perdido y ven difícil que puedan salvar siquiera los últimos meses.

En Camariñas, que por encima acababan de emprender mejoras en el entorno del club y de hacerse con la gestión del bar, sentó como un jarro de agua fría la llegada de la pandemia. «Foi un batacazo grandísimo, e por enriba aínda non se sacaron axudas para este sector», asegura Martín Castiñeira.

Por allí pasan unos 900 yates al año, según su cálculo, la gran mayoría de visitantes europeos que están de paso. «A ver se aguantamos», sentencia, sin confianza de que quede nada del 2020 por salvar ni cuando se levanten las restricciones más severas.

En Muxía, por su parte, apuntan que la cuarentena obligatoria de dos semanas espantará a los extranjeros, explica Marcos Trillo: «Aquí veñen de paso, ao mellor para tres ou catro días. Dende que anunciaron esa corentena xa os damos por perdidos». Y es que, aunque allí tienen barcos amarrados durante todo el año y también pasan otros por motivos profesionales, los que más abundan son los de recreo: en 2019 pasaron 750 embarcaciones de tránsito, «xente que vai de vacacións, basicamente», apostilla Trillo.

Ya dan el año por perdido, y explican que el cierre temprano de puertos en Portugal también les ha afectado. «Moita xente non navega porque non sabe se vai poder volver á casa, nin como. En Muxía hai dous barcos franceses e un inglés que levan amarrados dende o inicio da corentena. Tamén é un bo lugar para pasar a crise, porque non houbo moitos contaxios», dice Marcos, que no ve «por onde tirar» al cambiar la normativa constantemente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Fisterra apunta a la desestacionalización para sanar a su convaleciente turismo