Ricardo Pallas, del CCA Carballo: «Tratarán de axilizar os créditos Igape»

MÁS TESTIMONIOS DEL REGRESO A LA ACTIVIDAD | El Restaurante Miramar sirvió a domicilio, Fisioterapia Nando Muíño recibió pacientes y Bodegón O Percebe rechazó abrir

;
Testimonio del dueño del bar Miramar en Corme Testimonio del dueño del bar Miramar en Corme

carballo / la voz

María del Carmen Freire, gerente del Centro Comercial Aberto de Carballo (CCA), comentó ayer que de los 80 socios que son, solo unos pocos abrieron ayer. El resto lo harán a partir del próximo lunes «escalonadamente». A todos ellos se les envió unas pautas informativas de las medidas de seguridad a seguir.

Mientras tanto, desde el CCA trabajan con las Administraciones para lograr ayudas, porque la gerente reconoce que será «un camiño largo a percorrer»: «O problema sanitario vai para longo. Durante un tempo vai haber que seguir estas medidas. Polo tanto, será unha inversión que, co tempo, converterase nun gasto máis dos que hai que facer». Con todo, destaca que «o pequeno comercio é máis seguro».

Si echa una mirada al futuro más inmediato es positiva: «O importante de todo é a saúde, por iso estivemos confinados. Dicímoslle aos nosos clientes que contamos con eles, e que un pobo sen comercio é moi triste, xa o vimos durante este período». También tiene unas palabras para los socios del CCA: «Nós seremos outra arma que colabore para que a normalidade volva».

En este sentido, el presidente, Ricardo Pallas, comentó ayer las líneas en las que está trabajando Economía y Comercio de la Xunta y que así le fueron comunicadas en una reunión telemática este propio lunes: «Tratarán de axilizar os créditos Igape; farán unha liña específica de axudas en dixitalización, venta e marketing; lanzaranse campañas de publicidade de algo así como Galicia segura, comercio seguro e teremos unha plataforma de comercio seguro, un portal para o noso uso, de autodiagnóstico de se cumprimos coas medidas».

Julián Saleta, gerente del restaurante cormelán, sirvió ayer un café.
Julián Saleta, gerente del restaurante cormelán, sirvió ayer un café.

Moisés Romar, del Restaurante Miramar en Corme: «Só abrimos polo servizo ó cliente»

Moisés Romar, encargado del Restaurante Miramar, en Corme, tiene clara una cosa: «Só abrimos polo servizo ó cliente, porque sabemos que hai xente maior que non cociña, porque con estas medidas non cubrimos os gastos». Más de medio mes y medio después regresaron «pouco a pouco». Recibieron unos cuantos encargos de clientes «habituais» solicitando, sobre todo, el menú del día. Pero lo cierto es que han diseñado un protocolo bien estricto para garantizar la seguridad: «Temos un horario especial para a xente da terceira idade ou con patoloxías, fomentamos o pago con tarxeta, mudamos de roupa entre quenda e quenda...», explica. El primer contacto con los clientes fue «moi estraño, moi distinto».

Fernando Muíño, fisioterapeuta carballés: «A evolución vai ser positiva»

Fernando Muíño atendió ayer en su clínica de fisioterapia en Carballo, con el mismo nombre, a seis personas que chocan frente a las 22 que recibía normalmente en un día. Pese a este dato, es optimista: «A fisioterapia é necesaria. Creo que a evolución vai ser positiva».

Destaca los precios «desorbitados» del material de protección, pero aun así descarta cobrárselos a sus pacientes: «Non podemos facerlle unha suba de 4-5-6 euros por un tratamento», dice. En su caso, están «máis equipados ca en urxencias», considera. Hasta una vez desinfectadas las pantallas protectoras le dan reposo y tienen un protocolo de previa llamada al cliente para hacerle un cuestionario sobre síntomas de coronavirus y patologías para asignarlos en una determinada franja horaria.

Pedro Soneira, de Bodegón O Percebe en Camariñas: «Non volveremos ata principios de xuño, non imos ter o 50 % de ocupación da terraza»

Pedro Soneira, del Bodegón O Percebe, en Camariñas, lo tiene claro: «Non volveremos ata principios de xuño, non imos ter o 50 % de ocupación da terraza. Iso é insostible». De hecho, ayer le hacía gracia la pregunta de si había abierto para servir comida a domicilio: «Desa maneira non demandan case nada», lamentaba.

En su caso, sirve tapas y raciones. Pero es que todos los locales hosteleros respondieron de la misma forma ayer en la villa del encaixe: «Non abriu ningún. De feito, xa se fala de que algún pecha para sempre», expresó. Su mujer y él dirigen el negocio. Tienen dos empleados.

Sobre el desembolso que supone adquirir todo el material de protección para atender a los clientes con seguridad, comentó: «Non creo que lle subamos o prezo ó noso servizo porque a xente está mal de cartos». Y concluyó: «As expectativas non son moi boas. Iremos paso a paso, a ver se saímos desta».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Ricardo Pallas, del CCA Carballo: «Tratarán de axilizar os créditos Igape»