El turismo rural, entre la amenaza de perder el año entero o salvar el verano

ana f. cuba REDACCIÓN / LA VOZ

CARBALLO

La incertidumbre y la falta de información atenazan a los empresarios del sector

27 abr 2020 . Actualizado a las 13:44 h.

«Sin saber con qué cartas vas a jugar, no se puede iniciar la partida». Pablo Maciñeira, presidente de la Asociación por el Turismo de Calidad de Ortegal, ilustra así la incertidumbre con que encara el sector su futuro y la imposibilidad de anticiparse. «Hemos hecho análisis entre los socios, pero no sirve de nada pensar en cómo te afectará si no sabes si van a dejar abrir en julio o en octubre. Y ni siquiera sabes si igual es mejor no abrir», admite. Después de ver cómo se frustraba la Semana Santa, el inicio de la temporada turística, el sector se mueve entre la amenaza de perder el año entero o salvar el verano.

«De momento non se sabe nada, a tendencia é que o turismo rural sexa a punta de lanza, o motor ou o proxecto piloto para empezar a recuperar a actividade, polas características dos establecementos e polo emprazamento. Pero depende do Goberno central e das condicións sanitarias», sostiene Jesús Lema, presidente de la Asociación de Turismo Rural Muxía Natural. En su opinión, los alojamientos rurales «deberan ser os que menos dificultades tiveran para adaptarse ás normas, agás que sexan moi restritivas».

En su caso, con tres negocios en Muxía, y en muchos otros hospedajes rurales, «os almorzos xa son personalizados, cada mesa presentada de maneira individual, non hai bufete coma nos hoteis, que o poden ter máis difícil». La reapertura solo sería viable «se non se esixen moitos máis requisitos». «Se require un investimento, porque hai que facer unha reforma importante, non o imos poder afrontar coa que estamos pasando, salvo que estea subvencionada», advierte.

Beneficiados a medio plazo

A favor del turismo rural juegan «a fidelidade dos clientes, as características dos establecementos e os sitios onde están, afastados e sen masificación», en opinión de Lema. A medio plazo, pronostica que «Galicia podería saír reforzada domo destino turístico». Pero la campaña de 2020, ya tocada, queda a expensas «do que decida a Administración, que non che dá información». La incertidumbre frena cualquier iniciativa de promoción: «Na Costa da Morte somos varias asociacións e estamos falando de facer unha promoción conxunta como destino natural, pero non ten sentido mentres non teñamos a seguridade de que se vai poder abrir».

Los empresarios del sector tienen claro que la reapertura de sus negocios «ten que ir en consonancia coa da hostelería». Ángela Aira, vocal de la Asociación Galega de Turismo Rural (Agatur), no ve otra opción. En realidad, ella es partidaria de «investir este ano en educarnos para o que vai vir», aunque mantener cerradas las puertas de los negocios implique, en muchos casos, tener que sobrevivir con la prestación por cese de actividad, «unha miseria unha vez que lle descontas a cota de autónomos». La mayoría lo son y encaran los próximos meses con inquietud. Predominan las empresas familiares y las que tenían personal contratado han recurrido a expedientes de regulación temporal de empleo ligados al covid-19.

Aira aboga por dedicar el 2020 a acometer obras o mejoras pendientes en los establecimientos, «pedindo un crédito se fai falla», para iniciar con fuerza el Año Xacobeo, en el horizonte de todo el sector y en especial, de los negocios que jalonan las rutas jacobeas, como el suyo (en Pedrafita). Antepone la salud de los clientes, de su familia y de sus vecinos: «Imaxina que se dese en contaxiar xente, iso tamén nos ía fundir, tería un impacto negativo tremendo [...]. Nun pobo pequeno e con xente moi maior, se enferma un aló van todos».

La representante de Agatur pide respeto para quienes, en caso de que se autorice, se decidan a abrir sus casas, y también para los que opten por lo contrario. «Na xuntanza telemática que tivemos coa directora xeral de Turismo de Galicia, Nava Castro, quedou claro que hai opinións para todos os gustos», indica.

Un foro de ámbito provincial

En el Foro Turismo Covid-19 que arranca este lunes, organizado por la Diputación de A Coruña, se analizará el futuro del sector, con presencia también de empresarios que operan en el ámbito rural. El diputado provincial del ramo, Xosé Regueira, sostiene que «a recuperación do sector ten que ser un reto para todas as administracións». Mientras no se destapen las cartas, las expectativas seguirán siendo inciertas.