En la zona hay 14 alojamientos para desplazados o vulnerables

Es casi el 10 % de los establecimientos fijados en Galicia


carballo / la voz

Galicia ha puesto 157 alojamientos turísticos a disposición de personas afectadas por la crisis del coronavirus. Se refiere a «traballadores desprazados que presten servizos esenciais, colectivos de especial vulnerabilidade social, como persoas sen fogar, en exclusión social e vítimas de violencia de xénero, ou cidadáns en tránsito», según los datos de la Consellería de Cultura e Turismo. A través de esta iniciativa, la Xunta ofrece una alternativa a los 829 afectados por el cierre de establecimientos turísticos adoptado por el Gobierno central, que se hizo efectivo ayer. De esta cantidad, casi una décima parte (14) se reparten entre Bergantiños, Soneira y Fisterra. La Xunta aprobó el sábado una orden para clarificar las condiciones en las que los alojamientos podrán dar servicio a los afectados: establecimientos de guardia en las principales ciudades y otras zonas de Galicia, y seguir dando servicio a personas de colectivos afectados que, en la declaración del estado de alarma (nunca después), «estiveran hospedadas de maneira estable cumprindo coas recomendacións das autoridades sanitarias».

El BOE recogía un listado inicial con 37 establecimientos en Galicia, pero lo Xunta lo ha ampliado en los últimos días hasta los 157, todos ellos perfectamente equipados.

«Hai que axudar a quen o necesite, e máis nestes días»

Estrella Busto Espasandín es la responsable del único campamento turístico incluido en la relación difundida por la Xunta. Su negocio incluye zona de cámping, tres bungalós de madera, casa rural, espacio de autocaravanas y, en breve, espacio de literas para peregrinos y taberna.

Su contacto con la Xunta vino tras otro anterior, y reciente, derivado de la presencia en sus instalaciones de caravanistas alemanes, a los que pilló el estado de alarma y las dudas sobre el desplazamiento.

Dudas

Al principio todo eran dudas, pero tras gestiones de unos y otros, lograron permiso para desplazarse. Después, desde Turismo contactaron para preguntarle si estaban dispuestos a colaborar en situaciones parecidas o de necesidad. «Dixémoslle que sen problema. Creo que hai que axudar a quen o necesite, e moito máis nestes días», explica Estrella Busto. Le tomaron los datos, las normas de funcionamiento, alojamiento y limpieza diaria, y de inmediato le dieron el visto bueno.

Curiosamente, la dueña del campamento ya había ofrecidos las instalaciones al alcalde de Zas para lo que fuese necesario.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

En la zona hay 14 alojamientos para desplazados o vulnerables