Pepe do Fieiro: «En Londres enseñaba español y el inglés que aprendí fue por correspondencia»

Cristina Viu Gomila
Cristina Viu CARBALLO / LA VOZ

CARBALLO

JORGE PARRI

Personas con historia | El guía de O Pindo, de 86 años, fue cabrero de adolescente y estudió Magisterio

31 mar 2020 . Actualizado a las 13:43 h.

A Pepe do Fieiro lo tiene que conocer todo el que se quiera aventurar por O Pindo. Lo sabe todo del monte, pero su singladura vital va mucho más allá de ese enclave casi mágico que llegó a conocer como su propia casa cuando su padre lo mandaba a apacentar las cabras y ovejas que componían el enorme rebaño familiar. Esa vida se acabó justo a la mitad del siglo pasado, cuando las autoridades forestales los echaron para plantar pinos. Ese episodio cambió el futuro de José Rodríguez y del propio monte al que siempre ha estado ligado, aunque fuera de lejos.

Después de ser expulsados del Olimpio celta, Pepe fue enviado a estudiar y el rebaño, al matadero. En Santiago acabó sacándose la carrera de Magisterio. Para entonces ya tenía 25 años y un lustro más tarde se apercibió de que para desarrollar su profesión tenía que saber inglés por lo que, ya casado, decidió irse «un año o dos a Londres para estudiar». Ese era el objetivo. El medio fue un contrato de ayudante de cocina, un puesto más bajo que el de su esposa, que viajó en calidad de cocinera.

Hijos de emigrantes

Durante cinco años trabajó en un establecimiento hostelero en Londres, pero la llamada de la docencia, que todavía ejerce con los turistas, era demasiado fuerte y la capital de Inglaterra estaba llena de hijos de emigrantes españoles que necesitaban mejorar los conocimientos de su idioma materno.