No es tiempo de bautismos ni comuniones

La crisis del coronavirus obliga a retrasar decenas de ceremonias religiosas en la zona y un montón de confirmaciones y bodas veraniegas penden de un hilo, algo que afecta al sector de la pastelería, entre otros


carballo / la voz

En realidad, sí que es tiempo de bautismos y comuniones. Lo que pasa es que la crisis del coronavirus también se ha colado en la agenda religiosa, obligando a retrasar decenas de ceremonias en la zona. Y lo que es peor. Otras muchas de otro tipo, como son las confirmaciones y las bodas, penden de un hilo. Los curas de la comarca están a la espera de lo que determinen las autoridades para decretar si también se aplazan. Porque como explica el sacerdote de las parroquias de Cee y otras muchas de Dumbría y Corcubión, Desiré Kouakou, «la salud es lo primero». Todo dependerá de cómo evolucione la situación y, por consecuente, de las medidas de confinamiento que establezca el Gobierno a mayores del mes ya previsto de reclusión en casa hasta el 11 de abril incluido.

Para seguir leyendo, suscríbete a La Voz de Galicia


Estar bien informado nunca fue tan necesario


Más de trescientos periodistas, corresponsales y analistas trabajan en La Voz todos los días para personas como tú, que buscan información contrastada, reportajes y artículos de opinión sobre Galicia, España y el mundo.

SUSCRIPCIÓN WEB+APP
  • Para acceder a los contenidos elaborados para nuestros suscriptores en nuestra web o APP, te ofrecemos nuestra suscripción digital gratis durante los próximos 30 días
Prueba 30 días gratis
Sin compromiso de permanencia
  • Incluye todas las ventajas de la suscripción WEB+APP
  • Réplica digital en PDF del periódico impreso
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia
  • Incluye todas las ventajas de la suscripción WEB+APP
  • Periódico impreso el fin de semana + réplica digital en PDF
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia
  • Incluye todas las ventajas de la suscripción WEB+APP
  • Periódico impreso toda la semana + réplica digital en PDF
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia

No es tiempo de bautismos ni comuniones