Los tratantes agilizan la obtención de guías para llevar la recría fuera de Galicia Siembra de patatas

maría Cedrón REDACCIÓN / LA VOZ

CARBALLO

J. M. CASAL

Esperan que la oficina virtual acelere ese proceso y que los operadores reúnan lotes de terneros suficientes

20 mar 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

No va a ser fácil, pero antes de nada está la seguridad. Los tratantes de ganado no pueden quedarse en casa, pero con el respaldo dado a los cierres de los mercados ganaderos de Amio, Silleda y Castro ponen su grano de arena en la lucha contra el coronavirus.

Porque los tratantes forman parte de la cadena que garantiza estos días que las carnicerías tengan filetes o que en el supermercado no falte un trozo de ternera para asar. Son los que van de granja en granja recogiendo el ganado que va al matadero, el vacuno mayor o los terneritos de recría, los pintos que en Galicia son legión, y que la mayoría acaban en cebaderos de Castilla o Cataluña.

Ahora, la clausura temporal de las ferias de ganado les complica el trabajo al alterar la comercialización de ganado en Galicia. De hecho, esta semana apenas han salido terneros frisones, cuando lo normal es que cada semana muevan unos 2.000. «En teoría pódense levar directamente ao cebadeiro aínda que non pasen pola feira, pero hai pouca xente que os recolla. A ver cómo se fai», comentaba hace unos días Elio López, veterinario del cebadero Eliseo López, en Cospeito, especializado en terneros cruzados entre frisona y otras razas cárnicas como rubia o limousin.