Medio Ambiente y Mar preparan un plan de conservación para Baldaio

Desde la Xunta dicen que no ha habido ninguna solicitud para intervenir


carballo / la voz

El agua sigue rebosando en el entorno de la laguna de Baldaio, ante las dificultades para entrar y salir por el canal dado el elevado acúmulo de arena, tanto bajo el puente de la ría como en el propio lecho de la laguna. Y esta situación inquieta cada vez más a los vecinos y al sector marisquero. Desde el Concello señalaron que no pueden hacer nada, por no ser su ámbito de competencias, pero el alcalde contactó varias veces con Costas para lograr los permisos de cualquier actuación, que remitía a la Xunta, ya que es la Administración autonómica la que tiene la titularidad sobre este espacio natural.

Ayer, desde la Xunta, y en concreto desde la Consellería de Medio Ambiente, anunciaron medidas. «En vista dos danos provocados polos últimos temporais nas reservas de auga da lagoa de Baldaio, e das dificultades detectadas para o marisqueo nesta zona, coa conseguinte e crecente preocupación entre o sector, a Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda, e a Consellería do Mar, veñen de constituír unha mesa de traballo conxunta para abordar a redacción dun plan de conservación da lagoa, e garantir deste xeito unha solución integral e estable no tempo» para este espacio natural.

La decisión, explican desde la consellería, se toma después de que en los últimos meses, tras la primera reunión celebrada en octubre, «se mantiveran diversos contactos e reunións entre todas as partes implicadas ou con competencias nesta zona».

Y esos departamentos son los de Costas del Estado, las propias consellerías de Medio Ambiente y de Mar, representantes del colectivo de los mariscadores, el Concello, y también colectivos ecologistas. «En todo caso, nestes momentos a Consellería de Medio Ambiente non recibiu ningunha solicitude de autorización para intervir nesta zona, por parte do Concello de Carballo nin doutra Administración», señalan desde Medio Ambiente. Y añaden: «Por suposto, en canto recibamos calquera solicitude ao respecto, pronunciarémonos dende un punto de vista estritamente ambiental».

Merchi Fernández, una de las vecinas más afectadas (tiene el Cámping Baldayo, con el agua literalmente a la puerta de la entrada, salvada por los muros) dijo ayer que la situación no ha mejorado esta semana, sino que «foi a peor, coa auga nun nivel máis alto», explica. Recibió en las últimas jornadas la visita del alcalde, Evencio Ferrero, y del edil Luis Lamas, para interesarse por su situación.

El regidor no ha tenido aún respuesta a las llamadas realizadas para buscar alguna solución, según señalaron ayer desde el Concello de Carballo.

La propietaria de un negocio afectado asegura que la situación ha empeorado

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Medio Ambiente y Mar preparan un plan de conservación para Baldaio