Cesáreo González: «Sen unión, no turismo non hai forza»

El presidente del Clúster de Galicia destaca el potencial que tiene tanto la Costa da Morte como Barbanza


carballo / la voz

Cesáreo González Pardal (Padrón, 1969) es el presidente del Clúster de Turismo de Galicia. Y el Clúster es «una agrupación de empresas vinculadas por una misma cadena de valor y que desarrollan sus actividades en un espacio geográfico concreto, Galicia, en torno al sector turístico, bien como actividad principal o complementaria». Y con un objetivo: «Constituirse como la voz del turismo, vertebrando una oferta tan rica y diversa como la gallega y promoviendo actividades de colaboración que permitan mejorar la competitividad, la innovación y la internacionalización de este sector. El objetivo final es potenciar la marca Galicia como destino turístico fuerte, diferenciado, y situarlo a escala global». Con estas y otras palabras similares con las que se presenta la entidad, Cesáreo defiende el trabajo que lleva a cabo en múltiples foros, el último de ellos en Fitur, donde ha estado muy activo. «O Clúster é moi importante para que o sector estea unido. E sen unión no turismo non hai forza. E temos unha única voz. Levamos case sete anos traballando. Somos 56 asociacións, con case 7.000 asociados, e a maiores 16 empresas que entran polo seu propio peso, ou porque facturan máis de dez millóns ao ano, ou teñen máis de 50 traballadores», explica. Por primera vez en la historia, todos reman en el mismo sentido y con idénticos intereses, algo clave a la hora de tratar con las diferentes Administraciones. No fue fácil: «Foi moi difícil, ninguén daba un peso por nós. Fíxose un esforzo moi grande, empezando polo anterior presidente, Francisco González». Ahora hablan de tú a tú con la Administración, por ejemplo, de en qué se gasta cada euro público, y unos son receptivos a los otros.

Hay mucha inversión prevista, por ejemplo, con el Camiño, de cara al Xacobeo 21. González confiesa estar «preocupado», y enfatiza las comillas, para que no se mate la gallina de los huevos de oro. Está de acuerdo en que el Camiño posicione concellos, incluso lugares pequeños, como Olveiroa (Dumbría), todo un ejemplo. La ruta lleva a Fisterra 70.000 peregrinos, pero el faro tiene unos 800.000 anuales. Un potencial enorme que hay que cuidar. No valen -dice- los experimentos, que ya hubo. Si regresan, solo con gaseosa. «Aquí cada un vai ao seu, menos eu, que vou ao meu», señala con ironía y como frase de tiempos que han de ser superados. La unidad que pide es la clave: «A riqueza do turismo non se mide só cara a un lado. Gañan as axencias, as xestorías, o transporte, os restaurantes... Somos o 12 % do PIB, e hai que apostar por iso».

Considera que en la Costa da Morte hai «produtos incribles, que funcionan sós», todo va a depender del apoyo que tenga. También hay locales que ayudan a que a otros les vaya bien.

Sobre Barbanza, opina que le faltan plazas hoteleras para toda la capacidad y recursos que tiene. «O potencial de Barbanza é tremendo. É un bo exemplo, e tamén o é a Costa da Morte, de que Galicia pode vivir todo o ano do turismo», explica. Más por lo menor, sobre Arousa Norte explica que «gastáronse moitos cartos, e que queda? Si que se teñen feito cousas, pero hai que analizar os efectos, se está consolidado ou non este destino, como si o está a Costa da Morte ou a Ribeira Sacra», indica.

Parador de Muxía

También se refiere a la inminente apertura del parador de turismo de Muxía. No puede estar más de acuerdo con el proyecto: «Vai posicionar un destino, algo que xa pasa noutros sitios. E xa pasou, tamén, co de Santo Estevo de Ribas de Sil, que por certo dirixiu a mesma persoa, Julio Castro, de Fisterra, que é un crack. Foino co de Santo Estevo, foi tamén co Hostal dos Reis Católicos de Santiago -que é o máis rendible de España- e vaino ser co de Muxía, porque ten capacidade e coñece a empresa e o territorio». Dice que el parador atraerá más visitantes a la comarca, más comensales en sus restaurantes, y más plazas en sus alojamientos. «Vai marcar destino», añade.

Pero González también alerta de que no es suficiente con un atractivo turístico. Hacen falta infraestructuras y servicios, y bueno. «Hai que recibir servizos excelentes. Para competir á altura doutros territorios non se pode estar sen luz varias horas», asegura. Se refiere a los problemas que han afectados en los últimos días a Fisterra, Cee o Corcubión. Anima a los afectados a denunciar, exigir responsabilidades y compensaciones, y recuerda que la Administración tiene competencia para sancionar los incumplimientos.

«O parador de Muxía vai posicionar un destino, xa pasa noutros sitios»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Cesáreo González: «Sen unión, no turismo non hai forza»