Moraime se protege contra la humedad y luce nuevo aspecto


cee / la voz

Las obras de la iglesia románica de San Xiao de Moraime, iniciadas en julio pasado en las que la Consellería de Cultura invierte unos 450.000 euros, se encuentran ya muy avanzadas y han cambiado de manera significativa el aspecto visual del templo.

Aunque el objetivo fundamental de la intervención no es el estético, sino lograr un avance definitivo en la eliminación de la filtración de humedades al interior del templo, particularmente a los singulares frescos de la pared del lado del cementerio, lo cierto es que las técnicas de limpieza aplicadas a la piedra, pensadas para eliminar patógenos, le han devuelto a la cantería todo su esplendor de siglos. De hecho, la mayor parte ya luce sin andamios, ya que en estos momentos los operarios trabajan en el lado más próximo a la carretera de Muxía. Además de limpiar, sustituyen los morteros de cemento nada adecuados para evitar la filtración de agua, por otros con base de cal pensados para estas actuaciones

El alcalde, Iago Toba, confía que en cuestión de semanas puedan finalizarse las actuaciones y que el templo pueda reabrirse de nuevo al público.

Las obras vienen a completar las del 2009, 2014 y 2015 en las que Cultura invirtió casi otros 250.000 euros con el objetivo de conservar y poner en valor la obra cumbre del románico de la Costa da Morte.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Moraime se protege contra la humedad y luce nuevo aspecto