El Laracha recupera el aliento al lograr una victoria sobre el Sigüeiro (2-1)

Fue el primer triunfo de Héctor Pena en el banquillo


Carballo / La Voz

Al Laracha se le abren las puertas de la esperanza con una victoria que le permite recuperar el aliento después de una larga travesía sin llevarse los tres puntos al casillero. Ayer lo logró con una trabajada victoria sobre el Sigüeiro, un equipo de la zona tibia de la tabla. Ahora ocupa el puesto número 13, mientras que los laracheses suben un peldaño empatados con el colista.

El partido fue del Laracha, que empezó serio atrás y controlando bien la zona de peligro, mientras intentaba lanzar rápidas incursiones en territorio rival. El primer gol local llegó cuando ya iba avanzada la primera parte, minuto 33, tras una avance por la banda izquierda por parte de Héctor, que centró y Antón la pilló de bolea y la alojó en la red. Se le alegraba la tarde al preparador, Héctor Pena, que ansiaba una victoria para coger carrera. Aguantó el cuadro local lo que quedaba de la primera parte sin pasar muchos apuros, pese a que el Sigüeiro trató de hacerse con el balón, pero los laracheses procuraban salir como flechas.

Tras el descanso, los visitantes intentaron apretar, pero sin hallar ocasiones muy claras. Por encima sufrieron la expulsión de Alberto Rodríguez. Quedó más cómodo el Laracha, aunque el Sigüeiro llegó dos o tres veces arriba. También los locales tuvieron las suyas, pero no las materializaron. Sí el rival, que tras un centro lateral el balón acabó dentro. Faltaban 20 minutos y el Laracha tuvo que ponerse a remar de nuevo. Diez minutos después Antonio Insua marcó. Hubo nervios al final, porque Miguel Arejula tuvo que hacerle un Valverde a un rival. La falta fue al larguero. Héctor soplaba, pero se fue feliz.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Laracha recupera el aliento al lograr una victoria sobre el Sigüeiro (2-1)