Fran Pallas ultima los detalles para el próximo Dakar

El carballés quiere ser el primero en participar con una moto de energía renovable


Carballo / La Voz

La mayoría de la gente se recupera de la resaca del 42.º Dakar. No obstante, el carballés Fran Gómez Pallas ya piensa en la edición del próximo año en la que espera estar en la meta. Y no de cualquier forma, sino que quiere ser el primero en la historia en completar el rali raid más famoso del mundo con una moto de energía «totalmente renovable», comentó ayer.

El bergantiñán ya expresó este deseo el pasado año. De hecho, comentó que era un proyecto muy ambicioso a preparar en un plazo de dos años.

Hace unos días estuvo en la competición disputada en Arabia Saudí como espectador, acompañando al copiloto lucense de rali Diego Vallejo, que le ofreció la estancia. Ya a través de las redes sociales informara de que estaba cerrando contactos y acuerdos para el Dakar 2021. Efectivamente ayer comunicó que estuvo probando una moto eléctrica de una empresa italiana y que las sensaciones fueron muy buenas: «Ten moita potencia, máis que unha moto convencional. De feito, contrólase a través de un software para que esta sexa progresiva».

La energía se la instalará otra empresa cuyo nombre todavía no puede desvelar por una cuestión de «patentes», dice.

Lo cierto es que está muy «motivado» con este proyecto por el hecho de que si lo logra sería «pioneiro». Sobre cómo surgió la idea, expresó: «Pensamos que o futuro irá por aí».

En febrero tendrá una reunión para «marcar unha folla de ruta de traballo». Luego, tendrá que probar la moto en África, también carreras, para averiguar «todos os posibles fallos» e ir «con todas as garantías» al Dakar.

Con esto último, Fran se refiere a ser capaz de concluir la competición. Con este proyecto, la clasificación no le entra en la cabeza, explica: «O que nos preocupa é que a moto remate o rali. Iso sería un éxito total, completar dez mil quilómetros, cunha media de oitocentos diarios. Porén, temos que ir adestrados, porque problemas sempre vai haber».

Esto último lo sabe bien. La última vez que estuvo en la parrilla de la salida, esto es, en el año 2018, los depósitos de gasolina de su Honda CRF-X 450 le causaron muchos problemas. Tuvo que tirar de la solidaridad de los lugareños, que le cedieron combustible, para poder concluir su cuarto Dakar en su séptima participación.

Salvo novedad, Indupanel seguiría siendo su principal patrocinador, aseguró: «Eu estou contento con eles, e eles comigo».

Sobre la última experiencia en el Dakar como espectador (la primera vez que acudió como tal), comentó lo siguiente: «Diego Vallejo deume a posibilidade de ir nun coche de asistencia. Da segunda metade de rali, 5.000 quilómetros de percorrido, fixen a maioría. Pola noite axudabámoslle a preparar o coche, estabamos nas saídas e nas chegadas, reencontreime con moitos pilotos... Foi unha experiencia moi grata».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Fran Pallas ultima los detalles para el próximo Dakar