Herbert marcó las diferencias en el municipal larachés

El Fisterra se consolida en la segunda plaza, y el Laracha, en el farolillo rojo de Preferente


El Fisterra se llevó los tres puntos del municipal merced a un solitario gol de Herbert, de falta directa. El cuadro fisterrán acudió al derbi comarcal de Preferente con hasta cuatro bajas de jugadores titulares: Aarón Muros, Capelo, Taboada y Andrés Vigo.

El partido arrancó con dos esquemas diferenciados. El Laracha, con un 4-4-2, con Alan, Prosi, Aréjula y Álvaro atrás; otra línea de cuatro con Ayaso, Dapo, Toni y Álex Figueiras en el medio; y André y Pedro, arriba.

El Fisterra apostó, como viene siendo habitual, por un 4-3-3 con Pacín, Breixo, Julio y Pablo Vigo en defensa; Roa, Aarón López y Julián López, en el centro; y Herbert, Mackay y Jesús Martínez arriba. En el primer acto el Fisterra fue mejor a los puntos. Tuvo el balón, presionó en la zona de creación del Laracha y apretó más en sus llegadas al área de Pablo de la Fuente. Pero el Laracha de Héctor Pena no le perdió la cara al partido. Con un Dapo espectacular tanto en tareas defensivas como ofensivas, el cuadro local fue mejor cuando optó por el juego raso y combinativo.

De hecho, los locales tuvieron la ocasión más clara de la primera mitad. Corría el minuto 32. Alex Figueiras sacó un córner, prolongó André de cabeza, que se adelantó en su salida al portero Iván Bouzón, y Prosi, de cabeza, casi marca. Lo impidió bajo palos el defensa fisterrán Julio. André también tuvo la suya tras un pase perfecto al hueco de Toni, pero el remate en semifallo del 9 acabó siendo despejado in extremis por el portero fisterrán.

Claro que el cuadro dirigido por Ángel López Canosa también demostró por qué está donde está en la tabla. Tiene un tridente arriba de verdadero lujo. Liderado por un Mackay inconmensurable, pudo adelantarse en el minuto 23, pero el gol del 7 fue anulado por el colegiado por fuera de juego. El tramo final del primer tiempo fue claramente visitante, con ocasiones claras para Mackay (min. 27), Herbert (min. 28), Jesús Martínez (min. 40) y Aarón (min. 44). Los visitantes reclamaron un penalti por manos dentro del área de un defensa del Laracha al filo del descanso, que el colegiado no concedió.

Segunda parte

Tras el descanso, y con la lluvia como principal protagonista, el Fisterra volvió a tomar el mando del encuentro. El cuadro visitante mantuvo el 4-3-3, pero el equipo comenzó a bascular en ataque claramente hacia la derecha, con especial protagonismo para Herbert que, con sus jugadas por banda y sus peligrosos centros al área, ponía en jaque a la defensa local.

Así, en el minuto 46, Mackay, muy activo todo el encuentro, tuvo el gol en sus botas, pero su disparo, raso, se paseó por delante de la portería de Pablo. Mackay la tuvo también en el 52, pero su disparo de media volea, a pase de Herbert, salió rozando el larguero En el 67 fue Aarón el que la tuvo, pero falló tras un saque de esquina botado por Roa.

El Laracha era un quiero y no puedo. Héctor Pena se desesperaba en la banda. Insistía en que el equipo estuviera más junto entre líneas y no tan estirado. André estaba arriba más solo que la una, ya que casi siempre tenía hasta diez compañeros por detrás del balón. «¡Salimos de la cueva!», llegó a gritar desde la banda el entrenador local. De hecho, como sucediera en la primera parte, el Laracha fue más peligroso cuando combinaba y atacaba desde las bandas: ahí, el Fisterra sufría. Pero los locales apostaron más por el balón en largo y en la segunda jugada para intentar llegar al área fisterrana.

Y claro, llegó el gol visitante. Transcurría el minuto 78. El árbitro señaló una falta a favor del Fisterra, a unos 25 metros de la portería. Herbert disparó y el balón entró en la portería, mientras Pablo hizo la estatua, en un lanzamiento en el que el portero larachés pudo hacer algo más.

Héctor Pena se la jugó. Sacó al campo a Losada y a Ramón y el Laracha tuvo el empate. Primero Iago (min. 88), pero su disparo a bocajarro dentro del área lo despejó un defensa desde el suelo con el portero vendido. Y la última fue para André (min. 90), pero su volea en semifallo salió rozando el poste, en una jugada desgraciada, en la que se lesionó de gravedad en la rodilla el portero visitante, Iván Bouzón, quien tuvo que ser sustituido por Jorge.

Con este triunfo el Fisterra se afianza en la segunda plaza y el Laracha sigue colista de Preferente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Herbert marcó las diferencias en el municipal larachés