La japónica se perfila como salvavidas económico del marisqueo camariñán

Más de 82.000 unidades cedidas por Mar crecen en los bancos de la concesión


carballo / la voz

La cofradía de Camariñas tiene puestas sus esperanzas de mejora para los mariscadores en las más de 82.000 unidades de almeja japónica que hay en sus bancos desde el pasado verano. A la zona de la concesión llegaron con apenas 15 milímetros, por lo que el patrón mayor calcula que será necesario más de un año para que alcance tamaño comercial.

La japónica se ha convertido en la almeja número uno en Galicia, desbancando a las autóctonas. La cría que llegó a Camariñas en dos tandas (una de 70.000 unidades en agosto y otra de 12.300 en octubre) procedían de experiencias de cultivo del Centro de Investigacións Mariñas de Ribadeo y de dos minicriaderos del Instituto Galego de Formación en Acuicultura (Igafa) de O Vicedo.

La cofradía de Camariñas gestionó la entrega para la obtención de individuos de talla comercial de una especie que prácticamente estaba desaparecida en la zona. Así, la japónica se convertirá en un salvavidas para la economía de la agrupación, como ya ocurre en otras partes de Galicia.

Como dato negativo está la enorme progresión que está teniendo esta especie foránea frente a la regresión de las variedades autóctonas.

La Consellería do Mar ha especificado que la semilla sembrada en Camariñas no está subvencionada, sino que procede de experiencias de cultivo dentro de acciones de investigación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La japónica se perfila como salvavidas económico del marisqueo camariñán