Un clásico


Las plazas de abastos son, en efecto, un clásico en la economía de pueblos y ciudades. Pero los clásicos, si no se renuevan, solo viven en la historia, así que hay que aplaudir a los concellos que, antes y ahora, optar por tomar medidas, invertir dinero en cambios, o ambas. El tiempo ya dirá si hay futuro o no, pero al menos se intenta. Cierto que los hábitos de compra varían y que la oferta se multiplica, pero hay probar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un clásico