Manu Táboas anuló él solo toda opción de reacción de los carballeses


El portero del Arousa, Manu Táboas, que falló de manera estrepitosa en el primer gol del Bergantiños, se bastó el sol para anular durante la segunda parte cualquier opción de remontada carballesa. Las paró de todas las formas posibles, siempre con notable éxito.

Con el Bergantiños volcado y siendo netamente superior a los visitantes mandó a córner un disparo de Duque (min. 71), se marcó otro paradón a remate de Marcos (min. 71), que se había incorporado al ataque y le ganó el mano a mano en la salida a Diego (min. 80). Incluso se permitió el lujo de interceptar, solo un minuto después, un disparo de los carballeses que le venía rebotado de su propia defensa.

Tampoco la falta de Agulló ni el remate de Remeseiro, ya al filo del tiempo reglamentario, sirvieron para doblegar a un cancerbero arousano, que se convirtió en el auténtico protagonista del segundo tiempo para desesperación del equipo y de la afición rojilla.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Manu Táboas anuló él solo toda opción de reacción de los carballeses