Una nueva borrasca complica todavía más el panorama en la Costa da Morte

Persisten las inundaciones, los socavones y los cortes de luz, teléfono e Internet


Carballo / La Voz

Una nueva borrasca llega a la Costa da Morte, en forma de alerta roja con vientos de hasta 140 kilómetros por hora, cuando todavía persisten las secuelas de los dos últimos frentes meteorológicos adversos. Dani, pero sobre todo Elsa, dejaron un reguero de incidencias. Hasta tal punto que Carballo, junto con Sada, fue el concello gallego con más alertas atendidas el jueves. Para empezar, dos vehículos tuvieron que ser retirados al quedarse atrapados en una gran bolsa de agua en A Braña, entre Coristanco y Carballo.

Los principales cauces continúan desbordados, pese a que el nivel de precipitaciones registrado ayer fue inferior al jueves, con 61 litros por metro cuadrado en Coristanco, Carballo y Zas. Ayer fueron 13 litros por metro cuadrado. El nivel del Anllóns se mantiene en estado crítico, al igual que el Río Grande y el O Vao...

Las inundaciones continuaron ayer en gran parte de la comarca. En la avenida Eduardo Pondal de Ponteceso varios bajos quedaron anegados. El agua alcanzó el metro de altura, tal y como confirmó Miguel Cousillas, un vecino de la zona: «Las pérdidas rondan los 15.000 euros. Solo el generador que tenía alquilado cuesta 12.000 euros, pero además sufrí daños en bombas de achique, cuadros eléctricos... Y eso que no tenía los coches dentro como en el 2016, cuando cinco quedaron dañados por la inundación».

Además, en Ponteceso y en gran parte del término municipal estuvieron 12 horas sin luz, incluido Miguel Cousillas: «Tuve que tirar todo lo que había en el congelador y gran parte de lo que había en la nevera. Al quedar sin corriente tuve que tirar de cuatro generadores, que funcionaban en tandas de dos en dos. Uno falló al saltar el diferencial y el agua entró en el garaje y se inundó todo», apuntó Cousillas.

El alcalde de Ponteceso, Lois García Carballido, se mostró muy indignado durante su intervención en Radio Voz. Exigió a la Xunta la adopción de medidas contra la empresa suministradora por «deixar a veciños e empresarios máis de 12 horas sen luz», y todo ello, según él, «por falla de mantemento e actualización nun transformador». Incidió en problemas «importantes a nivel de empresarios e de veciños» y habló de «maltrato da Xunta de Galicia con Ponteceso» en materia de «infraestruturas, cultura, investimentos e tamén no tema eléctrico». Y argumentó: «Non é normal que a maioría de discotecas, pubs e outros negocios teñan xeradores eléctricos por culpa dos continuos cortes de luz». Y reclamó a la Xunta que abra una investigación contra la empresa y que la sancione de tal forma «que lle compense máis investir que pagar as multas». Las inundaciones fueron una constante en aquellos puntos próximos a los ríos, como en casas y accesos a O Muíño do Quinto (Carballo). Los socavones se suceden, cono en Lucín (As Encrobas), aunque el más espectacular es el localizado ayer en A Pedrosa, en una pista de acceso a Reira, Camariñas.

Por otra parte, la mayor parte de la flota continuó ayer amarrada a puerto. Los barcos de Laxe y Muxía buscaron refugio en Camariñas a la espera de que el tiempo amaine.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Una nueva borrasca complica todavía más el panorama en la Costa da Morte