Dos euros de diferencia en ir al aeropuerto en uno tradicional y en otro de plataforma


Imagínense que mañana tienen que tomar un vuelo. Por ejemplo, en Alvedro. Y, además, quieren comparar hacer el viaje al aeropuerto en un taxi convencional y un VTC. Para ver las diferencias entre unos y otros. Si se opta primero por un cabify, hay que hacer la reserva con antelación. Minutos antes de la hora convenida, la aplicación avisa: está llegando su conductor, se llama fulanito, lleva determinada marca de coche, y va de camino a su casa por tal zona. El conductor lleva traje y da conversación. Partimos de A Zapateira. En el trayecto, el conductor pregunta si se prefiere música, qué tipo de música, o algún informativo de la emisora que desee el cliente. Ofrece una botella de agua e informa, además, de que el vehículo cuenta con wifi y que no entiende estar «mal visto» por los taxistas convencionales .

El trayecto dura 13 minutos. El precio, que ya lo informa en el momento en el que se sube el viajero al vehículo, se sabe de antemano. Son 14 euros.

Para regresar a casa y continuar con el trabajo de campo, se elige un taxi convencional con licencia del Concello de Culleredo. La bajada de bandera es de 4,40 euros y el suplemento por aeropuerto, 3,60. El conductor da también conversación y se queja de que la legislación de las VTC los ha «hecho polvo». Han sido 12 minutos de trayecto, sin equipaje. El precio total: 16 euros con el suplemento. La bajada de bandera del taxi en A Coruña es de 3,90 euros. El precio más bajo para el Cabify, día y noche, es de 5.50.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Dos euros de diferencia en ir al aeropuerto en uno tradicional y en otro de plataforma