El turismo gallego salva un irregular puente de la Constitución en la zona

La tasa de ocupación oscila, según los hosteleros consultados, entre el 40 y el 100?%


Carballo / La Voz

Será el Black Friday, la inestabilidad climatológica en la Costa da Morte, el venir de uno de los noviembres más lluviosos que se recuerdan, que las Navidades están ahí, a la vuelta de la esquina, que si vuelve el temor a una nueva crisis económica, que si los gastos del mes frenan el turismo... La realidad es que este puente de la Constitución no está siendo tan prolífico como el de años anteriores. La tasa de ocupación varía, y mucho, según los hosteleros consultados. O eso es lo que se desprende de los testimonios aportados.

Jesús Lema Caamaño, gerente de tres casas rurales y presidente de la Asociación de Turismo Muxía Natural, entidad que integra a 28 profesionales del sector, no se mostró ayer excesivamente optimista: «La realidad es que a fecha de hoy la situación es regular tirando a mal. Ya lo fue el pasado año, pero ahora es más acusado». Y añadió: «No sé si es el tiempo, que las Navidades están ahí, que todo el mundo se va a Vigo a ver la iluminación navideña... No lo sabemos, pero lo que sí es seguro es que andamos entre el 40 y el 50 % de ocupación. En mi caso tengo tres casas rurales y ando por el 40 %».

Se trata de una opinión compartida por Carmen Pose Blanco, del Hotel Rural A Torre de Laxe: «No llegamos casi al 50 %, y no soy yo sola, hablé con otros hosteleros de la zona y todos me dicen lo mismo. En mi caso tengo ocupadas 7 de las 15 habitaciones». En La Marina de Cee, complejo con 36 habitaciones, estaban al cierre de esta edición, al 45 % de ocupación.

Optimismo

Mejor parece haberle ido al carballés Carlos Taibo Pombo, gerente de Pazo do Souto. En su caso colgó el cartel de completo para todo este fin de semana. «Son 13 habitaciones y las tenemos todas ocupadas hasta el domingo».

También se mostraban ayer satisfechos en el complejo Punta del Este de Carballo, instalación que cuenta con 48 habitaciones. «Nosotros ya estuvimos a casi el 100 % en todo el mes de noviembre y para este fin de semana rozamos ese porcentaje».

Lo que sí han querido trasladar todos los autónomos y profesionales consultados por La Voz es que la mayor parte de los que visitan estos días la Costa da Morte son gallegos. Incluso Raquel Pazos, técnica de Turismo de Faro Vilán, apuntó en la tarde de ayer en esta dirección: «La mayor parte de los autocares son de turistas procedentes de A Coruña, Ourense y Lugo. Hasta el momento, las cifras de visitantes gallegos superan con creces al del resto de comunidades autónomas, donde predominan los visitantes catalanes, vascos, castellano-leoneses, asturiano y andaluces.

«No solo hay actividad hotelera, también gastronómica»

Jesús Picallo Santos es presidente de la Asociación de Empresarios do Camiño de Santiago, Fisterra e Muxía (Solpor), entidad que en la actualidad aglutina los intereses de 140 profesionales del sector de la comarca. Además, Jesús Picallo es gerente del complejo O Semáforo de Fisterra, que incluye seis habitaciones. «Por suerte nosotros rozamos durante todo el año el 100 % y para este puente de la Constitución tenemos todo reservado».

En su caso, además, ofrece actividades gastronómicas paralelas, «Mañana [por hoy] tenemos un cumpleaños organizado por clientes de A Coruña y tenemos varias actividades más programadas». Porque, según él, además de hostelería, la Costa da Morte ofrece al que la visita «una amplia oferta gastronómica». Con respecto a la asociación que preside, Jesús Picallo estimó el nivel de ocupación para este puente entre «el 80 y el 85 %». El empresario cree que iniciativas como el Black Friday no interfiere en el turismo: «Creo que la gente, por lo general, coordina más sus compras navideñas y no deja de viajar por que existan estas ofertas comerciales».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El turismo gallego salva un irregular puente de la Constitución en la zona