Ana Lorenzo: «Con 40 anos aprendín a falar galego, é un elemento identitario da cultura»

A viva voz | Médica gastroenteróloga, hija de padre carballés y madre malpicana, autoridad nacional en prevención del tabaquismo, pasa unos días en Galicia


carballo / la voz

Ana Lorenzo García es hija de un vecino de Oza, en Carballo, y de una vecina de Brión, en Leiloio (Malpica). Pero también es hija de la emigración. De hecho, nació hace 62 años en Montevideo, la capital uruguaya, a la que sus padres, como tantos bergantiñáns por aquella época, habían emigrado. Pasó allá poco tiempo, porque sus padres regresaron. Ella estudió dos años en el colegio de las monjas de Carballo, pero cuando tenía 8 años se fueron definitivamente. Puede decirse, por tanto, que ese fue el momento consciente de la partida, y hasta hoy.

Buena parte de su vida, Galicia era una referencia por motivos evidentes, pero no del todo. «Na casa non se falaba o galego. Meus pais tiñan moi metida esa idea do franquismo de que falar galego era falar mal. Esforzábanse por falar en castelán. Pero moitas veces escapábanselle palabras. ‘¡Tú eres una larpeira’ ‘Te voy a dar un palote’, dicíanme. E logo estaba todo o do día a día, como a gastronomía. Así que Galicia fóiseme impregnando dende pequena», explicaba ayer, de visita en Galicia, y por supuesto en Carballo, adonde volverá mañana para una reunión con su familia.

Hasta que un día, con los hijos ya no pequeños, decidió dar al gran cambio: «Tería un 40 anos, e quixen aprender a falar galego, porque é un elemento identitario da nosa cultura. E non sentía vergoña con ser galega». A la hora de aprender vio un anuncio en el periódico, en el que anunciaban clases de gallego en el Padroado da Cultura Galega de Montevideo. «Eu non sabía nin que existía o Padroado. E co tempo souben que, se sentes Galicia, quédaste alí», como ella se quedó. Tanto, que la entidad ya no se entiende sin ella, en la que fue presidente varios años, desde el 2002, y después volvió a serlo, como en la actualidad.

Es una de las grandes entidades de la diáspora gallega. Tiene más de 400 socios y hay cursos de manera permanente, sobre todo de marzo a diciembre, que es el período académico, y siempre relacionados con Galicia. Tienen un coro de 50 personas, un grupo de teatro. Hay cursos de historia de Galicia, de idioma, obradoiros de contacontos, de literatura. Numerosas actividades puntuales: el día de Castelao (estudian al rianxeiro cada año desde una perspectiva), el Día de Galicia, el de la Galicia Mártir, el de la Poesía Galega (será el día 12, esta vez con Eva Veiga). Hay exposiciones, parladoiro (boletín con actividades), y un programa de radio ya mítico, Sempre en Galicia, que dirige el carballés (también responsable del grupo de teatro) Toni García de Seárez desde hace 40 años (el espacio nació en 1950), a través de la frecuencia de Radio Oriental. Todos los domingos, de 9.00 a 10.00, y puede seguirse y descargarse en Internet. Ana también forma parte esencial de este programa.

De formación es médico gastroenteróloga, pero desde hace quince años se ha centrado especial en la lucha contra el tabaquismo. Es asesora del Programa Nacional para el Control del Tabaco y del Centro de Cooperación Internacional de Control del Tabaco (181 Estados, Uruguay fue de los primeros). Los esfuerzos han dado resultado y el número de fumadores ha bajado drásticamente con las políticas implantadas. Se han implantado numerosas medidas. No ha sido fácil: alguna multinacional les demandó, pero ganaron, todo un hito. Ella misma tuvo que ir a declarar a Washington. También forma parte de la Sociedad Uruguaya de Tabacología, a la que se va a dedicar ahora de manera plena, junto a otro centenar de especialistas, siempre para erradicar el pernicioso hábito de fumar.

Ana ha sido premiada por la Organización Mundial de la Salud, y ha formado parte de un equipo que fue Premio Nacional de Medicina.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Ana Lorenzo: «Con 40 anos aprendín a falar galego, é un elemento identitario da cultura»