Xan Lamas: «Cando fago apnea estática penso nos meus fillos, vivo ese recordo»

Atletas del Atlántico | Este carballés se tomó este deporte como un estilo de vida y ahora despunta


carballo / la voz

Se llama Xan Lamas Serrano. Nació en Carballo, donde vive actualmente, hace 35 años. Lleva los últimos nueve practicando pesca submarina. Este deporte fue el desencadenante de que se apasionase por una práctica extrema, además de minoritaria, como es la apnea (buceo a pulmón). Tras cuatro años de formación y entrenamientos, logró ser medallista en el campeonato gallego (recibió dos platas y dos bronces en la recientemente celebrada gala de la Federación Gallega de Actividades Subacuáticas), así como colarse entre los diez mejores en la competición nacional. Se ha ido superando cada día hasta lograr aguantar bajo el agua sin respirar 5 minutos y 35 segundos. En este caso, en el torneo de España, agarrándose al bordillo de la piscina. Este deportista cuenta los entresijos de esta actividad deportiva más conocida por su peligrosidad que por sus beneficios.

«Tomei a apnea como un estilo de vida, de vida sa, de moito deporte. Ten unha parte fisiolóxica, de coñecer o sistema circulatorio do corpo para saber como reacciona cando lle quitas o aire. Permíteche somerxerte na auga con máis tranquilidade. Iso si, respectando as sinais que che envía o corpo», comienza diciendo, a lo que añade: «Adestramos para isto, sabemos onde está o límite».

Las pruebas no solo consisten en aguantar la respiración. Hay muchos tipos. Para empezar, pueden ser en piscina o en mar. En Galicia solo se realizan las primeras, debido a las condiciones del mar. Estas segundas se celebran en el campeonato nacional en aguas tranquilas, como las de Lanzarote.

Entre las disputadas en la pileta hay las siguientes: la estática, que consiste en aguantar la respiración agarrado al bordillo, y la dinámica con y sin aletas y monoaleta, en la que el objetivo es nadar los máximos metros posibles con o sin este calzado. Xan completó 103 metros en la primera modalidad (torneo nacional), y 153 en las otras dos. En el mar, la competición consiste en alcanzar la mayor profundidad posible, bien con bialetas o siguiendo un cabo. Aquí es cuando el cuerpo sufre una mayor presión que suele causar molestias en los oídos. «O importante é relaxarse e centrarse no que estamos facendo, porque sempre vas estar acompañado para garantir a seguridade», explica el bergantiñán, que bajó 42 metros en la competición española.

Comenta que entiende a la gente cuando dice que una persona que aguanta tantos minutos bajo el agua sin respirar está loca: «A primeira vez que probei a facer apnea tamén pensei que era unha loucura, pero canto te preparas, comprobas que non é tal cousa». Desvela cuál es su secreto: «Cando fago apnea estática penso nos meus fillos, vivo ese recordo. E cando te das conta, xa levas cinco minutos. Este deporte evádete de todo e lévate polos momentos positivos».

En su caso, nunca sufrió ningún susto. «O pouco osíxeno que tes valo administrando. Cando está a punto de gastarse, e o notas porque tes moitas ganas de respirar, tes que saír. Senón, comezan a durmírseche os dedos ou as pernas, a poñérseche a vista borrosa.... ata que te desvaneces. Porque esa é outra. En competición, tes que saír nun estado válido para puntuar», expresa.

Lamas manifiesta que no está a favor de que este deporte se introduzca como prueba en programas televisivos en los que participan famosos que son inexpertos en su práctica: «Cométese un erro e é perigoso. Lévase o deporte a un lado feo». Él se prepara mucho: «Fago apnea dúas ou tres veces á semana en piscina; pesca submarina, pola fin de semana, e moito deporte no ximnasio», relata.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Xan Lamas: «Cando fago apnea estática penso nos meus fillos, vivo ese recordo»