La Deputación admite su error y licita de nuevo las obras de A Ponte do Porto

El presidente provincial acudió ayer a la localidad para dar explicaciones a los vecinos


cee / la voz

«Lamentamos e pedimos perdón polo retraso ocasionado no inicio duns traballos que xa estaban adxudicados e que tivemos que volver a licitar por un erro na tramitación do proxecto», le dijo ayer el presidente de la Deputación, Valentín González Formoso, a los vecinos de A Ponte do Porto, a donde se desplazó expresamente para dar explicaciones por el retraso de las obras de reurbanización de la travesía de la localidad. Estuvo acompañado por los diputados José Manuel Pequeño y José Ramón Riobóo y por la alcaldesa de Camariñas, Sandra Insua.

González Formoso, que también visitó Cerdeimar, aprovechó para adelantar que ya está redactado el proyecto técnico de la segunda fase de las obras en las que se invertirán otros 493.156 euros.

Las quejas vecinales y municipales por el deterioro de algunas instalaciones públicas y porque los trabajos nunca empezaban a materializarse, motivaron que el presidente en persona quisiese concretar los detalles. Así, explicó que se trata de una obra compleja, que necesita permisos de varios organismos como Augas de Galicia, Demarcación de Costas y Patrimonio y que, «por un erro humano, a Deputación licitou o proxecto orixinal e non o que contiña as citadas autorizacións». De ahí que tuviesen que corregir el procedimiento y publicarlo de nuevo este pasado viernes en la plataforma de contratación pública del Estado.

Unas explicaciones que la alcaldesa agradeció, después de su insistencia para agilizar la nueva licitación, sobre todo debido al peligro que presenta para los vecinos de la zona el mal estado de las barandillas y los pavimentos de la zona.

Los técnicos de Vías y Obras dieron los detalles de la actuación, que consistirá en el fresado de la capa de rodadura y reasfaltado con una capa de cinco centímetros de mezcla bituminosa en caliente. Además, la obra incluye otras muchas actuaciones de carácter urbanístico, como la demolición de las aceras y bordillos existentes para realizar una nueva distribución de las zonas ajardinadas.

Aparte de nuevas zonas de aparcamiento pavimentadas con hormigón y dotadas de recogida de aguas pluviales, las labores de humanización suponen la colocación de árboles y bancos de piedra granítica, la sustitución de las farolas deterioradas por otras nuevas de tipología similar a las existentes y nuevos puntos de luz empotrados en el paseo. Todo ello de tecnología led.

Al mismo tiempo se limpiará con agua a presión el muro y la barandilla y el conjunto de la obra se llevará a cabo teniendo en cuenta las normativas vigentes en materia de accesibilidad.

En cuanto a la segunda fase, de la que el presidente dijo que ya está redactado el proyecto, se tratará de una actuación muy parecida, pero entre los puntos kilométricos 0,330 y 0,740, un total de 410 metros de longitud.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Deputación admite su error y licita de nuevo las obras de A Ponte do Porto