El Bergantiños se topa con un rival que también sabe tener el balón

Los carballeses se miden al Estradense a las 17.00 horas en As Eiroas


cee, a estrada / la voz

El Bergantiños, tal como explica su técnico, Miguel Figueira, decidió adelantar el partido de esta tarde frente al Estradense en As Eiroas (17.000 horas, con arbitraje de Luis Lois Carro) para que los jugadores puedan tener un fin de semana libre, algo desconocido para ellos durante la temporada. «Cando hai así algún festivo tentamos aproveitar para que descanse e neste, ademais, caso coincide tamén con competición da Selección Galega, que sempre nos leva xogadores», dice el entrenador.

Pero antes de todo eso hay que medirse al Estradense y con el objetivo de ganarle a un recién ascendido, con un bloque sólido y trabajado durante varios años, que ya le dejó claro al Arosa y al Barco de lo que es capaz.

Los rojillos aún tenían ayer por la noche el último entrenamiento en el que esperaban recuperar a Agulló y Granada, los únicos tocados de la plantilla, para llegar a este encuentro de casa con las máximas garantías y la idea de seguir practicando el buen fútbol de las últimas jornadas. «No último mes e medio o equipo deu un paso para diante. Certo que aínda estamos lonxe dos postos de cabeza, pero vexo ao equipo enchufado e adestrando moi ben, co cal agora penso que o reto é sacarlle rendemento a ese traballo. Contra o Polvorín fixemos moitas ocasións de gol e contra o Ourense -que creo que merecemos máis- tamén», señala Figueira, a quien le reconforta que Rivera se haya encontrado con el gol, pero en general todos los de arriba. «Contra o Polovorín marcou el, marcou Duque e marcou Cano, atopamos portería con facilidade e iso tamén é porque este ano apostamos por ter o balón, por un xogo máis ofensivo, con moito dinamismo arriba e xente rápida. Pero iso tamén implica un esforzo grande. Non é sinxelo aguantar 45 minutos ou máis, practicamente ata que chegou a expulsión, cunha posición defensiva tan avanzada», reflexiona el entrenador, para quien el juego bonito de los últimos encuentros tiene que ser consecuencia de un conjunto «máis sólido, máis solidario, máis equipo», que es en lo que están: «Algo diferente ao do ano anterior e máis parecido a dos dous primeiros que eu estiven aquí. De feito, apostamos por fichaxes con máis xuventude, rapaces tecnicamente máis dotados que, como digo sempre, o único que lles falta é a experiencia, esa calma e ese tranquilidade que se vai collendo a base de xogar partidos».

Por todo ello, está convencido de que si son capaces de dar su mejor versión tienen muchas posibilidades de ganar esta tarde y de caminar hacia su objetivo que es «pelexar por estar entre os catro primeiros».

Un rival que se adapta a todo

En cualquier caso, Figueira recalca que en esta categoría no se puede dar por superado a nadie antes de jugar. El Estradense es un equipo que viene de tres años en Preferente con el mismo técnico y que «é capaz de adaptarse a moitos estilos de xogo diferentes, tanto a ter o balón como a xogar máis ao contraataque», con lo que sabe que se lo va a poner difícil, como ya hizo con victorias importantes frente a equipos de los más fuertes de la categoría.

Al entrenador del Estradense no le convence nada que se adelanten los partidos, pero respeta el acuerdo de los clubes. Alberto Mariano solo cuenta con la bajas seguras de Porrúa y Jorge, en espera de las sensaciones de Vicente, Iago y Samu tras el entrenamiento programado ayer por la noche, ya que tenían ciertas molestias. En principio deberían llegar para el choque.

«Vamos a competir contra un gran trasatlántico, si miramos futbolista por futbolista son capaces de hacer de todo dada su gran calidad», destacaba el técnico visitante sobre su rival. Mariano incidía en su experiencia en defensa y efectividad de la delantera, así como su fortaleza por dentro. «Están llamados a jugar el play off e incluso a pelear por ser campeones, aunque todavía no sé los motivos de que no hayan ajustado su juego; ojalá que no lo consigan hasta después de enfrentarse con nosotros», apuntaba, recordando que solo los separan dos puntos en la clasificación tras diez jornadas disputadas, ambos con tres victorias aunque el Bergantiños firmó tres empates por solo uno del Estradense.

A ambos equipos les está costando acertar ante la portería contraria, nueve tantos cada uno, pero también están sólidos en defensa, con 13 en contra del Bergantiños y solo 11 del Estradense. A ese rigor atrás apela Alberto Mariano para cimentar hoy un resultado positivo. «Ellos uno a uno tienen para estar más lejos y más arriba en la clasificación a estas alturas de la liga, pero nosotros vamos a pelear por tener la posesión del balón y si no lo conseguimos, ser contundentes atrás y aprovechar alguna de esas ocasiones que siempre tienes en cualquier partido», vaticinaba.

Afirmó que el Bergantiños «no es un rival de nuestra liga, pero los equipos en teoría superiores no se nos están dando mal, mejor que los de abajo, quizás porque dejan más espacios y vamos a exprimir nuestras opciones, vamos a por los tres puntos; si no lo conseguimos, a seguir, pero no vamos a regalar nada, a nosotros tienen que ganarnos», aseveró el técnico, en espera de que no afecte el adelanto del choque.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Bergantiños se topa con un rival que también sabe tener el balón