El edificio con mayor número de locales comerciales y viviendas de Baio se queda sin fibra óptica

Para poder llegar a las 75 propiedades hay que abrir una zanja y pedir permiso a la Xunta de Galicia


carballo / la voz

Movistar, de Telefónica, se encuentra instalando la fibra óptica en Zas. Para el alcalde, la mejora es un alivio porque en la casa consistorial hay diez ordenadores y la conexión es muy deficiente, por lo que lo normal es que los programas se cuelguen y que las gestiones más sencillas se prolonguen demasiado en el tiempo, sobre todo ahora que la mayor parte de los trámites deben realizarse por Internet.

En el municipio, la instalación comenzó por Baio, el núcleo más pujante a nivel de actividad económica, pero la red no llegó a completarse. Al llegar al edificio Plaza, que está en la travesía, Movistar se encontró con que las canalizaciones estaban bloqueadas y decidió pasar de la mayor concentración de locales comerciales de todo Baio y de una de las mayores comunidades de vecinos, puesto que hay medio centenar de viviendas.

Zanja

La cuestión es que para dar servicio de Internet de calidad a todo ese colectivo era necesario abrir una zanja en la zona de aparcamientos, pero para poder hacerlo hay que pedir autorización a la Xunta, porque la calle principal de Baio es la AC-552, de titularidad autonómica.

El Concello de Zas se ha encontrado con problemas burocráticos semejantes, según explicó el alcalde. Para la reforma de las aceras de A Cacharoza, el gobierno local también se ha visto obligado a pedir permiso, a pesar de que la obra se financia con fondos municipales. «Temos que pagar nós, pero non queda outra que pedir permiso», señaló el alcalde.

Los afectados de Baio no se lo toman con tanta filosofía porque la conexión a Internet que les ha quedado es mala, una isla en medio de un mar de velocidad alta de conexión. No todos los locales de ese edificio están ocupados o con actividad, pero sin este servicio es muy improbable que eso suceda porque hoy en día es una necesidad primordial tanto para empresas como para profesionales.

En ese edificio está la Fecom, además de autónomos como arquitectos, un fotógrafo o un dentista, todos ellos a la espera de una prestación que tienen sus vecinos. El principal temor es que cuando Movistar se vaya de Zas y dé el trabajo por terminado será muy difícil hacer volver a la empresa de Telefónica.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El edificio con mayor número de locales comerciales y viviendas de Baio se queda sin fibra óptica