CON VÍDEO Y ÁLBUM | El quidditch llegó a Carballo por un día

El inicio de la liga gallega de este deporte originario del mundo de Harry Potter fue en Razo

;
La liga gallega de quidditch se inició en Razo Disputaron la primera jornada tres equipos de A Coruña, Lugo y Pontevedra

Carballo / La Voz

El legendario deporte que J. K. Rowling inmortalizó en las páginas de sus libros dedicados al mundo mágico de Harry Potter tiene cada vez más adeptos. Surgió en el año 2005 en la universidad de Vermont, en Estados Unidos, cuando dos estudiantes decidieron que los deportes tradicionales eran muy aburridos. Su práctica se extendió como la pólvora por este país y por Canadá, primero, y por Europa y Australia, después. En España, el quidditch llegó en 2013, siendo uno de los primeros equipos el Dementores de A Coruña.

Precisamente este y otros dos conjuntos de Pontevedra y Lugo arrancaron la quinta liga gallega de este deporte, compuesta por cinco jornadas, este sábado por la mañana en el campo de fútbol de Razo. ¿El motivo? «Con el inicio de la competición futbolera, no teníamos más opciones», explican. Así es que, con la colocación de conos, adaptaron el terreno de juego a la forma elíptica para la que está preconcebido. Además, en cada uno de los campos situaron tres aros a distinto nivel de altura fundamentales para el desarrollo del juego que, por lo que más llama la atención es por el uso de las famosas escobas mágicas con las que el joven aprendiz de hechicería Harry Potter y sus amigos volaban muy alto. Los nuevos practicantes no tienen esa suerte y deben correr con ellas para resultar ganadores.

Se utilizan tres tipos de bolas distintas. Una quaffle, dos bludger y una snitch dorada, con las que se enfrentan dos equipos obligatoriamente mixtos, formados por siete jugadores cada uno y de acuerdo a sus distintos objetivos en el juego. Cada escuadra la integra un guardián, dos golpeadores, tres cazadores y un buscador. El primero es el guardameta que se encarga de evitar que el equipo contrario introduzca la quaffle en los aros. Los golpeadores se dedican a repeler las bludgers, para proteger a sus compañeros de ellas. Y los cazadores intentan introducir la quaffle. Por último, el buscador busca la snitch, ya que el juego finaliza cuando es atrapada.

Esta es una primera pincelada sobre esta modalidad. En realidad, es mucho más completo al contar con unas reglas de juego establecidas que recogen el sistema de puntuación, entre otros aspectos. A primera vista, puede parecer un deporte incomprensible con brujas sobre palos. Pero lo cierto es que es una especie intermedia entre fútbol y rugby que se ha convertido en deporte oficial en muchas partes del mundo.

¿Llegará algún día a la comarca? Por el momento, habrá que conformarse con que algunos de estos equipos vuelvan a visitar la zona, pues ofrecen un verdadero espectáculo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

CON VÍDEO Y ÁLBUM | El quidditch llegó a Carballo por un día