Egueire empieza a construir futuro

Pone en marcha en Costa de Marfil una explotación agraria de 10 hectáreas y un centro de formación


carballo / La Voz

Tras haber construido una maternidad en Nandibou (Grand-Lahou, en Costa de Marfil), Egueire, la ONG de la Costa da Morte liderada por el cura de Cee, Désiré Koakou, se ha propuesto hace tiempo llevar a cabo un proyecto agropecuario para el desarrollo de la región de su país de origen. La tierra ya está lista para sembrar el futuro, aunque no sin un arduo trabajo.

Contaba ya Egueire con un terreno de 10 hectáreas que cedió la gente del pueblo de N’Zida. Además, otro factor, el humano. Dos jóvenes de Costa de Marfil, César Kinino y Joseph Arnaud, se formaron durante dos años en la EFA Fonteboa de Coristanco para liderar el proyecto.

Explican en la ONG que el primer paso que llevaron a cabo fue la limpieza del terreno y retirar la vegetación. Era una especie de selva, con lo que la dificultad no fue poca, ya que lo hicieron de forma manual, con machetas y otras herramientas tradicionales. Fue un trabajo casi cuerpo a cuerpo con la naturaleza salvaje y tras meses de intensa labor sí fue imprescindible el uso de una máquina para arrancar las raíces de los árboles. No fue fácil conseguirla, pues la pala más próxima estaba en Abiyán, a unos 200 kilómetros.

Un pozo

La dificultad del proyecto se agiganta si se tiene en cuenta la necesidad de agua para sustentarlo. Así que tuvieron que excavar para crear un pozo. A la primera no salió, a la segunda, tampoco, pero al tercer intento sí lo lograron. «Ese día que salió el agua, César y Joseph no podían aguantar de la alegría al ver que el proyecto ya estaba más cerca y que todas las horas, días y noches de duro trabajo iban a dar resultados», dicen en la ONG.

Así que ya están en la tercera etapa, con los primeros cultivos de legumbres, tomates y pimientos, entre otras especies. Los frutos serán entregados a las cooperativas de mujeres para que los distribuyan entre la población. No obstante, la idea es también crear una granja con cerdos, ovejas, pollos y conejos.

En la organización dicen estar muy satisfechos con el trabajo que están realizando César Kinino y Joseph Arnaud, que, al mismo tiempo, envían desde Costa de Marfil su agradecimiento «a toda la gente que los apoya de la mano de Egueire». Así que están más comprometidos que nunca con el lema de la entidad: «Juntos construimos futuro». También intentan levantar una especie de almacén para guardar las cosechas y mantener reuniones para las cooperativas de mujeres y habilitar un centro de formación para introducir a los jóvenes en técnicas de cultivo y ganadería. Ya han empezado con la construcción, que costará 24.000 euros. De momento solo tienen 18.000, gracias al apoyo de la Diputación de A Coruña. El dinero restante llegará de socios y colaboradores.

«Si tienen trabajo y formación ya no tendrán que emigrar»

Désiré Koakou dice que el proyecto es «muy bonito y con perspectivas de futuro». Tiene una idea muy clara al respecto de la iniciativa: «Si creamos un espacio para que la gente tenga trabajo y formación ya no tendrá la necesidad de emigrar». Es más, César Kinino y Joseph Arnaud se han dado cuenta de que con trabajo que pueden conseguir cosas y están divulgando esta idea en Grand-Lahou. Désiré cree que es muy importante también crear la escuela y conseguir que puedan tener autonomía y formación. Su propósito es que «la gente tenga que comer», que pueda producir sus propios alimentos, además de comercializar a través de las cooperativas de mujeres. «Es un proyecto muy integrador», recalca.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Egueire empieza a construir futuro