El Concello no descarta compensar a los cormeláns por la gastroenteritis

El alcalde, Lois García Carballido, se reunirá con la asociación de vecinos el día 24


Carballo / La Voz

El alcalde de Ponteceso, Lois García Carballido, no descarta realizar algún tipo de compensación en el recibo a los vecinos de Corme por el caso de la gastroenteritis masiva. Así lo apuntó ayer el regidor: «Hai unha ordenanza que regula o servizo municipal, pero non descartamos ningún tipo de compensación aos veciños. Dende o Concello só podemos pedir esculpas polas molestias causadas».

García Carballido se mostró cauto y no apuntó ningún tipo de medida concreta al respecto. En todo caso podría avanzar algo durante la celebración de una reunión que el ejecutivo local, encabezado por el propio mandatario, mantendrá con representantes de la asociación de vecinos. Este encuentro quedó fijado, en principio, para el día 24 (martes). La hora ha quedado pendiente de confirmación y será un día después de que se celebre el pleno extraordinario (9.00 horas).

En todo caso, el regidor dejó claro que antes de hablar de posibles compensaciones «a prioridade agora é resolver o tema das canalizacións». Y añadió: «A curto prazo hai que subsanar os problemas nas canalizacións de fibrocemento de Corme, algunhas delas, como as da zona das Forcadas ou rúa Arnela, con 51 anos de antiguidade. E máis a medio prazo hai que arranxar o resto da rede municipal». De hecho, dijo que había solicitado informes técnicos para conocer de primera mano el estado real de la red municipal de saneamiento y la traída para «acometer os investimentos necesarios para mellorar o servizo, unha prioridade agora mesmo para este goberno».

El regidor señaló que Concello y Sanidade continúan con las analíticas en el agua para comprobar que todo marcha según lo previsto.

El alcalde prevé tener hoy el informe sobre la obra realizada en el edificio desalojado

Además de toda la polémica que suscita la red de la traída y del saneamiento de Corme, la actualidad municipal pasa por el resultado del informe solicitado sobre el edificio que tuvo que ser desalojado el domingo en Ponteceso. El Concello había dado un plazo de 24 horas al dueño del bajo comercial que había sido objeto de unas obras para que, a través de un técnico especializado, certifique que se ha llevado a cabo el apuntalamiento imprescindible para garantizar la estabilidad del inmueble.

Estos trabajos tendrían que haber sido hechos por una empresa especializada. El Concello de Ponteceso examinará si se han cumplido todas estas exigencias exigidas que requiere la normativa actual. En caso contrario tomará otras medidas para dar solución a un problema, que afecta a tres familias que suman once inquilinos.

En este sentido, el alcalde, apuntó ayer que espera tener en su mano el informe técnico definitivo sobre las obras realizadas en el inmueble a lo largo de la jornada de hoy.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Concello no descarta compensar a los cormeláns por la gastroenteritis