Diarrea masiva en Corme: «Cada 20 minutos había xente vomitando no campo da festa»

El Concello repartió agua embotellada entre los vecinos, y Sanidade tomó muestras


carballo / agencia

Numerosos vecinos de Corme Porto sufren, desde hace al menos dos días, vómitos y diarreas, y bastantes de ellos acudieron al PAC de Ponteceso durante este fin de semana, sobre todo el domingo, y ayer a la Casa do Mar de Corme. En total, lo hicieron 21 vecinos y seis visitantes con cifras del mediodía, muy superiores ya por la tarde, según los datos que Sanidade le trasladó al alcalde, Lois García Carballido, aunque la cifra de afectados reales que no pasó por estos centros es muy superior. Otros se trataron en lugares distintos, como el Materno, en el caso de niños. Todos, con un cuadro de gastroenteritis por un posible virus.

En todo caso, a última hora de la tarde, y tras la petición del regidor, el Sergas se comprometió a aportar un segundo médico al PAC mientras sea necesario. La Asociación de Veciños contactó con Protección da Saúde de la Xunta, que ya estaba al tanto. Desde el Concello realizaron un trabajo de seguimiento desde primera hora. La Consellería de Sanidade tomó muestras y las envió al laboratorio.

El presidente de la entidad vecinal, Antón Vidal, consideró el hecho como «alarmante» y pide que se localice el origen. Dijo que en las últimas jornadas hubo cortes en la traída, por roturas, y en algunas zonas llegaba el agua muy oscura. Le llegaban muchos mensajes: no solo a la asociación, sino que a través de las redes sociales también se fueron conociendo casos.

Dada la recomendación de no beber agua del grifo hasta que se sepa la causa, el Concello repartió ayer agua embotellada entre los vecinos, tanto en la Praza da Ribeira como por las casas.

«Cada 20-25 minutos había xente vomitando no campo da festa»

 melissa rodríguez suárez

Eloy Castro Suárez es uno de los vecinos de Corme que está sufriendo los efectos de gastroenteritis. Se encontraba trabajando de camarero en la madrugada del sábado al domingo, con motivo del fin de año cormelán, cuando sobre la una de la mañana comenzó a encontrarse mal: «Tremíame o pulso, estaba mareado», cuenta.

Al poco rato, ya no era el único: «Cada vinte-vinte e cinco minutos había xente vomitando no campo da festa. Era un espectáculo. Arruinounos a festa», comenta. Fueron muchos los que optaron por retirarse de la verbena por el malestar. En su caso, no le quedó más remedio que seguir trabajando. Tan pronto llegó a casa, bebió un vaso de agua y acto seguido la devolvió. El domingo fue un día de «malestar xeral, vómitos e diarrea», expresa. Acudió al PAC de Ponteceso donde le comunicaron que se trataba de un virus y que le llevaría unos días recuperarse.

En el día de ayer ya se encontraba mejor, dijo. Al menos, ya no vomitaba. Conoce otros muchos casos de gente afectada: «Como mínimo, cen veciños están mal», calculó. En el momento en que contó su caso desconocía los motivos que ocasionaron el virus. 

«Hai moita xente afectada» 

María Blanco es una de los muchos vecinos de Corme afectadas por el virus. Y, como tantos otros, no acudió al médico. Ayer, ya un poco recuperada tras tomar algo (antes estuvo «fatal», acudió a recoger las garrafas de agua que repartía el Concello. «Hai moita xente afectada en Corme. Teño unha amiga na cama. Ao principio non sabiamos o que era», declara. Su marido escuchó que no se podía beber del agua de la traída, tras una avería.

El Concello de Ponteceso reparte entre los vecinos de Corme Porto 18.500 litros de agua embotellada

La Voz

Hay decenas de afectados por gastroenteritis. Los resultados de las analíticas de la traída se conocerán probablemente mañana, así que se mantiene la recomendación de no beber del grifo.

Decenas de vecinos de Corme Porto (esta parroquia pontecesana tiene unos mil habitantes en total) siguen afectados por episodios de gastroenteritis. En casi todas las familias de la localidad hay al menos una persona que ha sufrido vómitos o diarreas en los últimos tres días, según los datos que manejaba esta mañana el alcalde de Ponteceso, Lois García Carballido. Al médico ya van muchas menos, y hoy por ejemplo la afluencia a la Casa do Mar era la habitual de un día de semana, nada comparado al PAC de Ponteceso, ayer por la tarde (unas treinta pesonas), o el domingo, que fue el punto álgido. El ritmo ha descendido, pero las medidas de prevención se mantienen, por lo que sigue vigente la recomendación de no beber agua del grifo, posible origen del virus. Aún no está claro, pero parece probable. Tanto la Consellería de Sanidade, como el Concello y la concesionaria del agua han encargado analíticas que no se conocerán probablemente hasta mañana, o tal vez esta tarde. Mientras, el gobierno local sigue repartiendo agua embotellada entre los vecinos. Comenzñó ayer por la tarde y la labor se mantiene durante esta mañana. En total, un camión completo de agua, con 25 palés y 148 garrafas de 5 litros cada uno. En total, 3.700 garrafas con 18.500 litros de agua, suficientes para todas las viviendas (10 litros por casa, por norma general). 

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Diarrea masiva en Corme: «Cada 20 minutos había xente vomitando no campo da festa»