El Bergantiños da un golpe sobre la mesa y descabalga al líder

Los carballeses fueron claramente superiores al Compostela y le ganaron 1-0


carballo / la voz

Suelto, alegre, brillante incluso, estuvo el Bergantiños durante la primera mitad ayer en As Eiroas, donde se mostró muy superior al hasta ahora líder de la liga, un Compostela que tenía el fútbol como el viento, en contra.

Ya a los cinco minutos una muy buena jugada de Duque y Yelco (de los mejores en el inicio) pudo convertirse en el primer gol. Jimmy y Rodri Alonso trataron de responder cinco minutos después, y a punto están de sorprender a Santi Canedo, que no atajó en primera instancia. Pero no hicieron falta ni treinta segundos para que Rivera, sobrado de clase ayer, conectase un doble remate, el primero bien respondido por Pato y el segundo desviado alto.

Al cuarto de hora, de nuevo Rivera peina para Duque y el interior remata cruzado. Bien Pato.

Cinco minutos después llegó la jugada del partido, y casi de lo que va de temporada para el Bergantiños. Tuya-mía en velocidad de Diego y Yelco, que le pintaron la cara a la defensa santiaguesa. Les amargó la fiesta el fuera de juego señalado por el árbitro, con el balón en el fondo de la portería, lo que sentó como una auténtica puñalada para la parroquia rojilla.

Que el Compostela no estuviese fino, no significa que careciese de oportunidades, porque las tuvo incluso más claras que el Bergantiños. En el minuto 22, Rodri Alonso remató flojo de cabeza a las manos de Canedo y en el 28 Miki, que estaba solo, inconcebiblemente mandó fuera un tiro que las tenía todas para convertirse en el 0-1.

Acto seguido Rivera cayó derribado en el área compostelana y los locales pidieron penalti sin éxito. Contestó, sin embargo, de inmediato Miki (de los más activos en ataque de los visitantes), que no pudo completar su entrada fulgurante por la izquierda con un buen pase y el balón acabó en las manos de Santi Canedo.

El propio portero carballés ilustraba el tono de estos primero 45 minutos, al permitirse el lujo de sacar el balón recortando. Mientras que una falta lanzada por Samu desde tres cuartos de campo a ninguna parte, también daba la medida del desconcierto visitante.

El buen zambombazo de Yelco —muy activo y acertado el chaval— fue insuficiente para sorprender al portero del Compos y así se llegaba al momento más polémico del primer acto. Pablo Antas cortó con el brazo, según él pegado al cuerpo, dentro del área y la afición local en bloque se lanzó a pedir la pena máxima, que el árbitro y su asistente no vieron como tal.

Aún quedaría tiempo, para que un córner se pasease por el larguero de la portería defendida por Santi Canedo que, en la repetición del lanzamiento, despejó bien de puños.

Ni el paso por los vestuarios, ni las variaciones introducidas por Yago Iglesias variaron en exceso el guion. La entrada de Gabri Palmás parecía que le iba a dar algo más de profundidad a los visitantes, pero se quedó en nada. De hecho, las mejores ocasiones fueron para el Bergantiños. Yelco, exquisito por la izquierda, puso bien para Rivera, que cruzó demasiado. Duque estuvo a punto de ver portería y también Remeseiro, aunque remató mal.

Sin embargo fue en el 60, y otra vez con Yelco como protagonista, cuando llegó otra jugada que pudo resultar clave. Cuando llegaba solo a boca de gol, cayó derribado dentro del área por Pato, que vio la amarilla. El penalti lo tiró Rivera a la derecha, abajo, pero respondió de manera brillante el portero visitante, que evitó así el primer gol del partido.

Palmás en dos ocasiones, primero con un remate a las manos de Canedo y después pegado al palo, pudo adelantar a los visitantes, sin excesivos méritos para ello hasta el momento, aunque sí con un esquema algo más estirado que en el primer tiempo.

Yelco, quien sino, remató mal de cabeza en el 72, pero solo dos minutos después dejó claro que, en esta ocasión, el que la sigue la consigue. Alcanzó la entrega de cabeza y, en una posición muy franca dentro del área, definió impecable, y nada pudo hacer Pato.

Álex Diéguez pudo sentenciar en el 82, pero llegó muy desequilibrado, justo después de que Rivera marease a su defensor con un zig-zag a la espalda pero tirase alto ante un Pato que se encontraba adelantado.

La SD hizo un último intento, poniendo en el campo toda la intensidad de la que era capaz en ese momento, e incluso Rodri Alonso estuvo a punto de empatar, pero su remate se paseó por delante de la portería sin encontrar la red. Incluso hubo una última, ya en el tiempo de descuento, por parte de otro ex del Bergantiños, Pablo Antas, al que apenas se le vio durante todo el encuentro. La tuvo de cabeza, pero no acertó y así se llegó al final con una más que justa victoria del Bergantiños.

Los de Miguel Figueira dan así un golpe sobre la mesa y demuestran que son candidatos a todo este año. Es más, aunque la temporada aún se encuentra en pañales y resulta demasiado pronto para sacar conclusiones, todo indica que el estilo más vertical y atrevido que le vio ayer al equipo, puede traerle muchas tardes de alegría a la parroquia bergantiñana.

Bergantiños: Santi Canedo; Bilal, Aarón, Antonio, Marcos; Agulló, Duque (Álex Diéguez, min 66), Yelco (Granada, 75, Remeseiro (Cano, 75); Diego y Rivera.

 

Compostela: Pato; Soto, Jimmy; Alvaro Casas, Samu; Baleato, Miki, Mon (Josiño, 75), Brais Abelenda (Saru, 82), Pablo Antas y Rodri Alonso (Gabri Palmás, 59).

Goles: 1-0, min. 74: Yelco

Árbitro: Adrián González Franco, auxiliado por Cristian Santos González e Iván García Rey. Amonestó a Antonio Agulló y Diego, además de al técnico Miguel Figueira, del Bergantiños, y a los visitantes Pato, Jimmy Miki.

Incidencias: Buena entrada en As Eiroas, animada sobre todo por la presencia de aficionados visitantes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Bergantiños da un golpe sobre la mesa y descabalga al líder