El técnico del Muxía se llevó la peor parte del arranque liguero

Unas protestas le costaron tres partidos, motivo y sanción que el club no comparte


Carballo / La Voz

El comienzo de la Liga da Costa no estuvo exento de polémica. Si ya en su día se informó de que la primera jornada estuvo protagonizada por las expulsiones, tras la reunión del Comité de Competición y Disciplina llegaron las consecuencias. Para muchos, injustas. Eso opinan en el Muxía Club de Fútbol.

El entrenador Diego Lobelos, que se estrenó en el banquillo ese mismo día en el campo del Buño (0-0), vio la cartulina roja directa en el minuto 39. Según explica la entidad, el colegiado recogió en acta lo siguiente: «Por saír do banquiño cos brazos en alto, protestando de forma ostensible as miñas decisións, a viva voz». No obstante, el presidente, Juan José Busto niega esta actitud: «Si que é certo que protestou por unha acción de xogo, pero como calquera outro, sen maior agresión nin dificultade».

Tres partidos le cayeron de sanción, uno por cada motivo que expone el Comité a continuación: «Por protestar reiteradamente y ostensiblemente al árbitro principal, a los asistentes o al cuarto árbitro, siempre que no constituya falta más grave; por continuar con las protestas ostensibles en situación de expulsado conculcando lo establecido en el artículo 105.2; y por incumplir la prohibición de dar instrucciones de índole técnico tras ser expulsado».

Tan mal le han sentado estas determinaciones a la entidad muxiana, que publicaron en sus perfiles sociales un vídeo del momento en el que Lobelos recibió la tarjeta. En el mismo no se aprecian claramente gestos inapropiados, pero será el Comité el encargado de aceptar la prueba filmada como recurso válido, algo que pretenden hacer desde el club, toda vez que es cierto que esta se corta nada más sacar el colegiado el cartón del bolsillo. «Esta decisión parécenos excesiva», sentenció Busto, quien ayer desconocía los dos nuevos motivos de sanción que publicó el Comité, a mayores del que el colegiado recogió en su acta.

Otro sancionado

También por conductas inapropiadas fue sancionado un jugador del Fisterra, Pablo Lestón, que también vio la roja directa en el último partido de Preferente disputado en el Ara Solis contra el Boiro (3-0). El Comité estableció para él un partido de suspensión «por insultar, ofender, amenazar o provocar a otro».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El técnico del Muxía se llevó la peor parte del arranque liguero