Crece la demanda de trabajadores en Suiza y el desempleo en la zona

Este agosto se ha roto la tradición y el paro intermensual ha subido en 104 personas


carballo / la voz

Lo habitual en agosto era que bajara el paro en la Costa da Morte. La hostelería tiraba mucho del empleo, pero esta vez no ha sido así. El desempleo se ha incrementado en 104 personas con respecto a junio, aunque ahora hay 527 parados menos que hace un año. Curiosamente, el sector turístico está satisfecho con la clientela, pero no tanto con las dificultades para encontrar personal cualificado.

No hay problema en la construcción, tanto en la zona como fuera de ella. La demanda de trabajadores especializados para Suiza es enorme, hasta el punto de que se puede considerar que el paro allí es instrumental. Una empresa de trabajo temporal ha lanzado una nueva oferta de trabajo para Basilea, pero los que no quieran desplazarse tampoco lo tienen tan complicado aquí.

El peso de la construcción en el desempleo ha ido bajando hasta quedarse en el 13 % y en apenas un año ha bajado dos puntos. Ahora solo buscan ocupación 829 personas, cuando en agosto del 2018 eran 1.026. Es el sector que mejor comportamiento esta teniendo a nivel de empleabilidad.

Ello explicaría también que se haya desequilibrado de nuevo el paro en función del sexo, puesto que las mujeres son el 63 % de las personas anotadas en los servicios de colocación.

El peaje

Ni el turismo tira del empleo. La Costa da Morte no puede evadirse de la condena de las estadísticas. El paro sube unos cuantos peldaños de nuevo y deja en una situación desventajosa a las mujeres, el 63 % de las personas sin ocupación. Así está la situación, mientras de Suiza llueven ofertas para la construcción. Una vez más, la autopista hacia la emigración está con los cuatro carriles abierta. Es el peaje que paga esta supracomarca, en la que faltan empleos de calidad que atraigan a población joven o, por lo menos, evite que se vaya buscando mejores medios de vida. Faltan iniciativas, proyectos e ideas para darle la vuelta a la situación.

Seguir leyendo

 

En detalle

Por sexo. El desempleo femenino crece de año en año. Durante los años más duros de la crisis llegó a equipararse al masculino, pero la situación ha cambiado por completo. Ahora, los hombres son el 37 % (2.301) del total de los que buscan empleo, en tanto que las mujeres suponen el 63 % (3.911) restante. Con respecto a agosto del año pasado, el desempleo masculino se ha reducido en un 1,5 %.

Industria. El sector secundario se mantiene estable en la Costa da Morte. Las personas que demandan una ocupación en la industria son en torno al 19 % de los inscritos en los servicios de colocación. Este agosto son 59 personas menos que hace un año, pero el peso porcentual del sector en el desempleo se ha incrementado en un 0,7 %.

Servicios. Este mes de agosto ha sido muy malo para el sector terciario, al que pertenecen el 57 % de los desempleados de la Costa da Morte, un total de 3.535 personas. Lo más preocupante es que con respecto a hace un año, el porcentaje se ha incrementado más de dos puntos, a pesar de que ha habido un ligero descenso en el número absoluto, ya que hace un año eran 3.702 personas.

Sin ocupación anterior. Los que se inscriben en el servicio de colocación para conseguir su primer empleo son muy pocos. La confianza de la institución para encontrar un puesto de trabajo es muy escasa porque únicamente funciona para percibir la prestación económica. Este agosto había 417 personas anotadas y hace un año eran 487.

Puestos en la construcción por al menos 32 francos suizos por hora

El sueldo mínimo en la construcción en Suiza es de 32,63 francos a la hora (un franco son 0.92 euros). Y de ahí, hacia arriba. Mucho más que en España, pero también es cierto que la vida es bastante más cara y hay aspectos como las cotizaciones sociales que tienen otro sistema. Con ser sueldos altos, hay algunas zonas en las que los encargos no faltan. Al contrario: la demanda es muy elevada. Basilea es uno de los mejores ejemplos. Esta ciudad que cruza el río Rin, a un paso de Alemania y a otro de Francia, está inmersa en pleno crecimiento y necesita obreros cualificados para las obras. Ahí, las empresas de trabajo temporal, como Bautech Personal, juegan un papel esencial a la hora de contratar. Iván Morales, de ascendencia cabanesa y larachesa, trabaja en ella, y de nuevo recurre a la comarca, a Galicia o a donde haya buenos candidatos, para reclutar obreros, algunos para incorporarse ya, otros en enero. Quiere, sobre todo, albañiles experimentados (oficiales de primera) y encofradores. Ya lo hizo en enero, recibiendo una avalancha de currículos de toda España. De los seleccionados, allá se quedaron una veintena. Ahora repetirá el sistema: los interesados deben enviarle su currículo (morales@bau-tech.ch) y más adelante hará una entrevista personal en la zona, seguramente en Cabana, como la vez anterior. La empresa les busca alojamiento y se encarga de todo el papeleo. El idioma no es requisito esencial, pero tener experiencia y conocer bien el oficio, sí. Los seleccionados trabajarán en todo el cantón, que tiene un índice de paro de menos del 2 %. Hay cantones suizos, como Obwald, que están en el 0,6 %.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Crece la demanda de trabajadores en Suiza y el desempleo en la zona