Bergantiños y Villarrubia, dos estilos parejos separados por 776 kilómetros

Fase de ascenso | Ambos conjuntos acabaron segundos en sus ligas de Tercera, optan por el juego combinativo y tienen el mismo objetivo: la Segunda B


Carballo / La Voz

Salvo los colores de las equipaciones y la distancia que les separa (776 kilómetros), el Bergantiños y el Villarrubia (Ciudad Real) tienen muchas cosas en común. Los dos acabaron sus respectivas ligas en segunda posición. Ambos fueron diseñados con el objetivo del ascenso. Les gusta el buen trato al balón, el juego combinativo, apuestan, con matices, por el clásico 4-4-2, y los dos tienen dos artilleros que no fallan: Nando Copete, 15 goles y Rubén Rivera, 19 dianas. El Nuevo Campo de Villarrubia es de hierba sintética, igual que el de As Eiroas, y hasta coinciden en que el tapete fue cambiado recientemente. Estas similitudes quedan confirmadas cuando los que analizan esta segunda eliminatoria son los dos entrenadores

Miguel Figueira, calificó esta segunda eliminatoria de ascenso a Segunda B contra el Villarrubia de «muy complicada e igualada». A su juicio, ambos equipos tienen estructuras deportivas y planteles «muy similares». Y añadió: «Van a ser dos partidos muy complicados dada la igualdad de los dos equipos, hechos para jugar en Segunda B».

Miguel Figueira destacó del rival que es un «equipo muy experimentado, con gente que jugó en Segunda B, con muy buena base de juego y que acabó en su liga por encima de equipos de la talla del Toledo, Guadalajara o Puertollano». Por encima de las individualidades, el preparador del Bergantiños destacó el bloque del Villarrubia: «Por lo que hemos podido ver, suelen jugar un 4-4-2, con variante 4-2-3-1, con Pablo Jiménez de mediapunta, justo por detrás de Nando Copete, y dos extremos muy veloces y muy abiertos. Es un equipo al que le gusta presionar la salida del balón del rival y, desde mi punto de vista, es un equipo muy similar al nuestro».

Con respecto a su equipo, Figueira señaló que llega a esta segunda cita «en un buen momento de juego y en un gran estado anímico». Pero también quiso dejar claro que el equipo tiene que cambiar de chip: «La eliminatoria contra el Covadonga ya pasó. Jugamos muy bien y ganamos, pero ahora tenemos enfrente un gran equipo, muy serio, disciplinado y con gente con gran veteranía. Mal haríamos si seguimos pensando en clave Covadonga porque lo vamos a pasar muy mal en Villarrubia. El pasado ya es pasado y toca mirar al frente. Esta eliminatoria va a ser muy dura, complicada e igualada. Cualquier fallo puede ser determinante».

Rubén Rivera

Con respecto a Rubén Rivera, que lleva varias semanas renqueante de un esguince de rodilla, Figueira espera que a lo largo de la semana pueda reincorporarse a la dinámica de los entrenamientos y ser de partida este domingo (20.00 horas) en el Nuevo Campo de Villarrubia.

El técnico del Villarrubia, Javi Sánchez, no acabó muy contento con el resultado del sorteo. El toledano recordó que «había pocas probabilidades de que nos tocara un segundo y así fue», aunque restó importancia a disputar el partido de ida en casa: «Esto del factor campo nunca se sabe lo que es mejor. La verdad que no me preocupa porque lo importante es competir». En líneas generales, Javi Sánchez auguró una eliminatoria «muy competida» y a partir de ahí elogió las virtudes del Bergantiños: «Quedaron segundos peleando hasta el final con el Racing de Ferrol, que es un equipazo y que ya ha ascendido a Segunda B eliminando a otro grande como el Real Jaén. Es un rival veterano, con gente con mucha experiencia en Segunda B y fuertes físicamente. En la primera eliminatoria hicieron siete goles y, por flojo que pueda ser el rival, eso no está al alcance de cualquiera».

Bajas en el rival

En el plano deportivo, la principal preocupación el preparador del Villarrubia es el estado físico de Rui, defensa internacional con Guinea Ecuatorial y que sufrió un duro golpe en la rodilla en el choque de vuelta del domingo. Charlie está descartado tras operarse la pasada semana de su rotura parcial del tendón de Aquiles.

Un club con historia

Villarrubia de los Ojos tiene 10.000 habitantes. Su recinto es el Nuevo Campo, de césped artificial, y con capacidad para 1.600 aficionados. Su máximo realizador es Nando Copete (15 goles en liga y uno en el play off frente al Coria. Es la segunda fase de ascenso que disputa. El pasado año se estrenó con Manolo Alfaro (ex jugador del Atlético de Madrid) de entrenador. El Villarrubia cayó en la primera eliminatoria frente al Almería (1-4 en Villarrubia y 3-1 en Almería). El cuadro azul y blanco cuenta con un gran respaldo económico del Ayuntamiento y de su patrocinador, Formac, una importante empresa de hormigón y ferralla industrial, que además genera mucho empleo en Villarrubia. Su presidente es José Luis Urda.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Bergantiños y Villarrubia, dos estilos parejos separados por 776 kilómetros