Con la navegación inclusiva como reto

Turismo a toda costa | Un proyecto impulsado de forma altruista por un grupo de docentes de la USC promueve el turismo náutico entre las personas con discapacidad visual


redacción / la voz

El mar constituye uno de los grandes potenciales de Galicia en materia turística. Es a día de hoy el foco fundamental para la atracción de visitantes y hay proyectos en marcha encaminados a que gane aún más peso en el futuro. Uno de ellos busca incluso garantizar que todos puedan gozar de ese gigante azul. Se trata de Sentir o mar, una iniciativa impulsada por un grupo de docentes de la Universidade de Santiago de Compostela que tiene en la navegación tradicional inclusiva su reto. Ya se llevaron a cabo jornadas que contaron con la participación de personas con discapacidad visual, pero el objetivo es abrir el abanico a colectivos diversos, en la búsqueda de hacer de Galicia un destino inclusivo por excelencia.

Rocío Gómez, una psicóloga que es profesora en la Escola de Traballo Social de la USC, es una de las impulsoras de esta idea, a la que ella y sus amigos le empezaron a dar vueltas en diciembre del 2016. «Todo surgió en Combarro, zona a la que pertenecemos, en el marco del encuentro de embarcaciones tradicionales. Como uno de los miembros del grupo trabaja en la ONCE y consideramos que las personas con discapacidad visual eran de las que más dificultades tenían para acceder a la navegación tradicional, decidimos dirigirnos a ellas».

De forma totalmente altruista, llevaron a cabo una experiencia piloto en Combarro, en la que una decena de universitarios de la ONCE sintieron el mar después de que los propietarios de varias embarcaciones tradicionales se brindaran a sumarse al proyecto: «Grabamos todo en vídeo y nos dimos cuenta de que llegaba con un poco de ilusión y de sensibilidad para hacer posible que este colectivo pudiera acceder a la navegación», explica Rocío Gómez.

El equipo presentó los resultados de la iniciativa en el encuentro de embarcaciones y consiguió captar la atención de la Consellería do Mar, que propuso editar material con los pasos a dar para adaptar las embarcaciones y también para hacer hincapié en una serie de cuestiones durante la navegación, con el fin de convertirla en inclusiva. Del mismo modo, vieron la luz folletos que fueron distribuidos en los centros educativos.

Para toda Galicia

A partir de entonces, el proyecto que naciera como una experiencia piloto se abrió a toda Galicia y ya hubo travesías inclusivas en Aguete (Marín) y en Muros. En esta última villa, la idea cuenta con el respaldo del GALP Costa Sostible y ya hay diez embarcaciones que están adaptadas, después de un sencillo proceso de formación previo, entre las que se encuentran el Joaquín Vieta, un velero que lleva más de un siglo surcando las aguas.

Rocío Gómez insiste en que el proyecto es extensible a cualquier punto del litoral gallego: «Hacemos un par de sesiones formativas para explicar cuatro pautas y detectar si hay que hacer algún cambio en el barco, y listo. Luego lanzamos la convocatoria a través de la ONCE, para que las personas que lo deseen puedan participar en una jornada de navegación». La idea es que el proyecto crezca en el futuro y camine por sí mismo: «Lo ideal sería que, llegado el momento, se promocionara la oferta a través de asociaciones».

Los promotores de Sentir o mar incluso aspiran a abrir el proyecto a personas con otras discapacidades: «Que esta idea acabara siendo explotada a nivel turístico e incluso se llevara a cabo una campaña para promocionar Galicia como destino inclusivo ya sería para nosotros una locura», apunta Rocío Gómez. Y es que ella insiste en que detrás de esta iniciativa no hay fines lucrativos: «Lo que nos mueve es la demostración, el conocimiento y las ganas».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Con la navegación inclusiva como reto