A despedir la Tercera División con pleno de resultados positivos

El Bergan, por orgullo; el Laracha, por dignidad, y el Paiosaco, por necesidad


carballo / la voz

La liga en Tercera División llega hoy a su fin con distinto desenlace para los equipos representantes de la comarca. El Bergantiños, que ya no se juega nada, pues tiene el subcampeonato asegurado y, por consecuente, el play-off de ascenso a Segunda B, recibirá en As Eiroas al Alondras, cuarto clasificado que se juega precisamente en este partido la clasificación para la disputa de la fase de ascenso. El cuadro rojillo recibió a principios de esta semana la noticia de que volverá a disputar, muchos años después, la Copa del Rey. Por todo esto y, también, por el título logrado hace unos meses de campeón de la fase autonómica de la Copa Real Federación Española de Fútbol, quiere cerrar la liga con una victoria ante su afición. Es cuestión de orgullo.

No caer en descenso directo

Por su parte, el Laracha ya está descendido por el convenio de filialidad que mantiene con el Fabril, equipo que perdió la categoría en Segunda B. No obstante, está a las puertas de meterse en los puestos rojos de la tabla. Concretamente, a dos puntos del Céltiga, equipo con el que tiene el golaveraje particular a favor. Es precisamente contra esta situación por la que luchará hoy en el municipal contra el colista, el Porriño. Es cuestión de dignidad. Para depender de sí mismo, le basta con un empate. La derrota solo le vale si el Céltiga pincha o también pierde.

A por la salvación

El que más se juega en el último duelo de liga es el Paiosaco. Concretamente, la salvación en su campaña de debut histórico en Tercera División. Es séptimo por la cola, con un punto más que el Somozas, que le sigue en la tabla, y con tres menos que el Arenteiro, que lo precede. Cabe recordar que el conjunto ferrolano ahora mismo está descendido por el arrastre del Rápido de Bouzas y, los paiosaquistas, en incógnita, a la espera de que el Celta B se salve en Segunda B. Los verdiblancos lucharán por ese reto a domicilio contra el Polvorín, equipo de la zona media de la clasificación que ya no se juega nada. Es cuestión de necesidad. Para no depender de la salvación del filial del Celta, debe ganar y que el Arenteiro pierda, para depender así del golaveraje general entre ambos (el particular lo tienen empatado). Si el Celta B se salva, le bastaría con sacar el mismo resultado que el Somozas. Con este conjunto tiene el golaveraje particular en contra.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

A despedir la Tercera División con pleno de resultados positivos