Arranca la campaña del cerco con escasas capturas y buenos precios

La flota de la zona va de A Coruña a Fisterra tras los bancos de peces


carballo / la voz

No es por falta de peces en el mar, según dicen los propios armadores, sino por las limitaciones a las que están sometidos. La temporada del cerco ha comenzado con escasas capturas, pero con buenos precios.

En la lonja de Camariñas no ha entrado todavía la primera sardina, pero tarrafas de Malpica, como el Tres Costas, llevan desde el 1 de mayo, cuando arrancó la campaña, descargando una tonelada semanal, que es lo máximo que pueden pescar.

Hasta el momento las cotizaciones han ayudado, pero hace ya unos días que los portugueses han levantado la veda de la sardina y ya no se paga lo mismo en la lonja de A Coruña, que es la de referencia tanto para los malpicáns como para los de Camariñas. Algunos barcos de la villa de los encajes se encuentran todavía en el muelle de Oza tras la campaña de la anchoa en el Cantábrico, pero otros optaron por ir tras jureles de buen tamaño localizados en la zona de Fisterra.

Restricciones

Lo cierto es que la rula camariñana está viviendo unas semanas de restricciones importantes. Por la mañana solo hubo poco más de mil kilos de xarda, que alcanzó los 1,7 y 1,6 euros, un precio bastante bueno para esta época del año, pero esta especie, además de estar limitada, tiene una temporada muy corta en la Costa da Morte. Son apenas unas semanas mientras se desplaza en dirección al sur, hacia aguas portuguesas.

De una tonelada a la semana a veinte kilos por tripulante

Comienza la cuenta atrás para la temporada alta de la sardina y los topes establecidos hacen pensar en escasez y precios altos. Para las tarrafas, el tope está en los mil kilos a la semana, una cantidad muy pequeña si tenemos en cuenta que tienen capacidad para pescar siete veces más de lunes a jueves. Ese era el cupo que tenían años atrás.

En la lonja de A Coruña, lleva casi todo el mes cotizando a 3,5 euros el kilo, un precio que explica el motivo por el que ayer estuvo a 6 en el mercado de abastos de Carballo.

La escalada de cotizaciones se iniciará a finales de este mes y alcanzará uno de sus puntos culminantes entre el 12 y el 13 de junio, cuando Portugal demanda grandes cantidades de sardina para la fiesta de san Antonio. Diez días después habrá otro repunte para el San Xoán.

Será dentro de un mes cuando los xeiteiros que quedan en Fisterra puedan sacar rendimiento de su trabajo. Para ellos se ha establecido un máximo de 20 kilos por tripulante, lo que no es demasiado, pero sí suficiente si las cotizaciones son altas. Dependerá de muchas cosas, sobre todo de la zona en la que estén los peces. Si van demasiado al sur será malo para la comarca.

Captura accidental o línea para decidir el valor de la xarda

La xarda es otra especie de temporada en la que muchos armadores ponen sus esperanzas para cuadrar las cuentas. En caso es que la pesca dirigida no está permitida, lo que significa que los barcos no pueden tener esta especie como objetivo.

El verdel tiene que ir siempre acompañado de otras especies. Para las artes de enmalle se trata de una captura accidental que ahora se puede comercializar con un máximo de 300 kilos. Los barcos que llevan vetas son los que más descargan xarda. Sin embargo, el pescado sufre al enredarse en las redes. Es uno de los motivos de que se pague menos. Sin embargo, el sistema ha dado cierto alivio a los barcos de bajura porque ya no se les obliga a tirar las capturas al mar, aunque el tiempo de la xarda es limitado y hubo bastante cantidad hace ya semanas.

Por lo que respecta al cordel o línea, la caballa capturada de este modo, que hace más valioso el pescado, tiene que descargarse junto a otra especie, que tiene que ser la principal. Así, es posible vender dos cajas de verdel siempre que se aporten cuatro de aguja, por ejemplo.

Buena ocasión

La controversia se mantiene. Las Administraciones sostienen que no hay recursos suficientes para el cerco y se ponen límites. Los profesionales del mar aseguran que sí hay ejemplares y que los topes establecidos son injustos. Sin embargo, una forma de darle valor a las capturas es no saturar el mercado con producto. Llega el tiempo de la demanda de sardina y otras especies. Una ocasión para sacarle partido al recurso dentro de los límites.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Arranca la campaña del cerco con escasas capturas y buenos precios