Los partidos prometen centros de día, un modelo superado en Europa

Los países líderes en servicios sociales apuestan por la atención domiciliaria

t. longueira
cee, carballo / la voz

La creación y puesta en marcha de un centro de día para la atención de mayores y, en su caso, personas dependientes, va camino de convertirse en la promesa estrella de la campaña electoral que está a punto de comenzar oficialmente, pero que ya se encuentra en marcha. Son decenas los partidos políticos de la zona que van a incluir esta dotación en su programa, en algunos casos, como el de UCG de Cee doblando la apuesta porque incluiría residencia también.

El modelo parece suscitar un amplio consenso, cuando los países más avanzados de Europa en materia de servicios sociales ya vienen de vuelta de él o aplican otro bien distinto. Al estilo de lo que ocurre con la educación, donde las escuelas gallegas se llenan de pantallas digitales y las más elitistas del corazón tecnológico de California vuelven al papel; Dinamarca, Suecia Noruega, Finlandia, Islandia y los Países Bajos -donde no existe apenas una cultura asistencial como la mediterránea en la que el peso descansa sobre la familia- la responsabilidad es del Estado. Ofrece una prestación de servicios, organizada casi por completo a nivel municipal y que se sostienen en gran medida en la asistencia a domicilio en detrimento de las residencias.

Carstern Hendriksen, geriatra y profesor de la Universidad de Copenhage ya jubilado, señala en un profundo artículo al respecto publicado por el diario británico The Guardian, que «es mejor y más barato mantener a las personas sanas en sus casas». En su país se divide a los usuarios en tres niveles: los que están sanos, los que tienen ciertas limitaciones funcionales y los que presentan serios problemas de movilidad o necesitan estar internados. Actúan en función de eso y, por ejemplo, todos los octogenarios tienen garantizadas las visitas a domicilio para evaluar sus necesidades y los viudos mayores de 65 están controlados por si necesitan ayuda.

Entre tanto, en la Costa da Morte, aunque la asistencia a domicilio está dando unos resultados espectaculares y es de los servicios mejor valorados por los ciudadanos, el Concello que no tiene un centro de día, lo está planeando o sueña con él.

«Moitos partidos desta bisbarra falan de facer un centro de día nos seus respectivos concellos e o inclúen nos seus programas electorais. En Cabana, un concello de menos de 5.000 habitantes, xa o temos dende hai dez anos, funciona de marabilla e estamos a ver se o ampliamos porque temos todas as prazas cubertas», apuntó recientemente a La Voz el alcalde de Cabana y cabeza de lista por el PP, José Muíño Domínguez.

A Laracha tiene un centro de día y hogar residencial desde septiembre del 2011, al igual que Cerceda, que puso e suyo en marcha en enero del 2014.

Malpica tendrá el suyo listo a finales de este año, si las obras marchan según lo previsto, tal y como se comprometió en su día el alcalde y candidato a la alcaldía por el PP, Eduardo Parga Veiga, en mayo del 2015. El recinto tendrá capacidad para veinte usuarios, y deja la vía abierta a una futura ampliación si se cumplen los objetivos de ocupación. También fue una apuesta y un compromiso electoral en el 2015 del regidor laxense, José Manuel Mouzo, aunque en su caso, el centro de día no tiene visos de llevarse a cabo, pese a las reuniones mantenidas con representantes de la Xunta en los últimos cuatro años.

Aunque, en general, puede ser un instrumento útil para necesidades concretas, parece que las tendencias punteras en Europa no van precisamente en el sentido de los grandes centros, sino de la cercanía y la personalización.

Corcubión, Cee, Camariñas o Malpica son los municipios donde más se ofrece

En la Costa da Morte es conocida la batalla de Corcubión por abrir su centro de día en unos edificios restaurados y ahora están de actualidad las apuestas de Malpica y Camariñas, no exentas de polémica por las acusaciones de partidismo de la Xunta a la hora de aportar financiación. Sin embargo, el que más y el que menos confía en alcanzar este servicio. El alcalde de Cee -donde la conselleira de turno ya lo prometió en las municipales del 2011 en plena campaña para el PP- durante la reciente inauguración de la sede de Afafes, que ofrece atención terapéutica para enfermos de alzhéimer y sus familias, mostró su esperanza de que sea el «germen del futuro centro de día» de la localidad.

Este lunes el presidente de la Deputación anunció un convenio para construir el de Camariñas, que estará en la zona de O Areal, en unos terrenos que se anunciaron como de la Fundación Fernández Espín, pero en los que hay propietarios que dicen ser sus dueños.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los partidos prometen centros de día, un modelo superado en Europa